Cargando

Ir a contenido


 


Cómo habilitar o deshabilitar Inicio rápido en Windows 10

En este tutorial vamos a mostrar cómo activar o desactivar la opción de inicio rápido en Windows 10


Escrito por el jul 28 2017 10:05 windows10



Windows 10 incluye novedades que facilitan las tareas de cada usuario dentro del sistema y nos ofrece múltiples herramientas con el fin de optimizar los recursos del sistema en general tanto a nivel de aplicaciones como de hardware.
Una de estas nuevas funcionalidades la encontramos con la optimización del inicio del sistema la cual se llama Inicio rápido el cual por defecto viene habilitado en las nuevas instalaciones de Windows 10.

 

 

Qué es Inicio rápido
El inicio rápido en Windows 10 permite que el sistema operativo almacene parte de los archivos del sistema del equipo en un archivo de hibernación una vez que se apague. De esta forma al momento de encender de nuevo el equipo, Windows 10 usará estos archivos guardados para encender más rápidamente, es decir, iniciará a partir de un estado de hibernación y no de cero lo cual implica mejoras en los tiempos de arranque.

 

El inicio rápido de Windows 10 solo funciona cuando tenemos activo activado el modo de hibernación en el sistema.
Con esta funcionalidad Windows cierra todas las aplicaciones y los registros de todos los usuarios de modo que al arrancar de nuevo estaremos sin ninguna sesión iniciada y ningún programa activado.

 

De esta forma al momento que sea necesario arrancar el equipo, el sistema operativo no necesitara cargar el kernel, controladores y el estado del sistema de forma individual; cambio, solo iniciara la memoria RAM con la imagen cargada que se encuentra en el archivo de hibernación y se envía a la pantalla de inicio de sesión optimizando los tiempos de arranque.

 

Opciones a considerar del inicio rápido en Windows 10
Aunque el inicio rápido de Windows 10 mejora de forma significativa el arranque del sistema operativo también debemos analizar los problemas que pueden presentarse con este tipo de función.

 

En primer lugar podemos mencionar que el sistema no será cerrado de la forma adecuada por lo tanto no podrán aplicarse ni instalar las actualizaciones de Windows disponibles.

 

En segundo lugar al usar el inicio rápido no tendremos la oportunidad de acceder a la configuración de la BIOS o UEFI para realizar tareas como dispositivos de arranque, configuración de fecha y hora y demás valores.

 

En tercer lugar al usar esta función será bloqueado el disco duro principal, o unidad C, por lo cual no tendremos acceso a los archivos de dicha partición interfiriendo con tareas como arranque dual.

 

En cuarto lugar, si llega a fallar el inicio rápido tendremos errores generales en el sistema operativo.

 

 

Si quieres saber cómo activar o desactivar el inicio rápido en Windows 10, en este tutorial se verá cómo llevarlo a cabo, no tardarás prácticamente nada. La opción de inicio rápido mejora bastante la velocidad con la que inicia el sistema operativo, por lo que es aconsejable tener activa esta característica.

 

Nota
Si por algún motivo inicia lentamente, o empeora el tiempo de inicio al activar el inicio rápido, lo mejor que puedes hacer es desactivar esta opción de Windows. Aunque no no es normal que suceda, se han visto algunos casos de esto.

 

Como vemos, aunque es una funcionalidad practica puede traer consigo diversos problemas.

 

En este videotutorial también te mostramos los pasos para que puedas activar o desactivar el Inicio rápido en Windows 10 y así mejorar la rapidez con la que volvemos a iniciar nuestro equipo.

 

 

 

 

Cómo habilitar o deshabilitar el Inicio rápido en Windows 10


Ahora veremos cómo configurar el inicio rápido en Windows 10.

 

Paso 1

Para esto vamos al panel de control:

 

 

Paso 2

Allí seleccionamos la opción "Hardware y sonido" y veremos lo siguiente:

 

 

 

Paso 3

Allí seleccionamos la línea "Opciones de energía" donde será desplegada la siguiente ventana:

 

 

Paso 4

Seleccionamos la opción "Elegir el comportamiento del botón de inicio/apagado" ubicado en el costado izquierdo y tendremos acceso a la siguiente ventana:

 

Como vemos en la parte inferior están las opciones de apagado, para poder editarlas pulsamos en la línea "Cambiar la configuración actualmente no disponible" ubicada en la parte superior y allí procedemos a activar o desactivar la casilla "Activar inicio rápido (recomendado)."

 

 

 

Paso 5

Finalmente pulsamos en el botón "Guardar cambios" para aplicar la nueva configuración.

 

 

 

Con este proceso hemos activado o no el inicio rápido de Windows 10 conociendo sus ventajas y consecuencias.

 

Ten a mano tus utilidades preferidas creando un menú rápido o quick launch en la barra de tareas de tu Windows 10.

¿Te ha gustado y ayudado este Tutorial?
Puedes premiar al autor pulsando este botón para darle un punto positivo
  • -
  • 0
10
VOTA
5
100%
4
0%
3
0%
2
0%
1
0%

  Información

  •   Publicado jul 28 2017 10:05
  •   Actualizado sep 26 2017 15:52
  •   Visitas 5.2K
  •   Nivel
    Intermedio



Tutoriales Relacionados


Sin comentarios, sé el primero!

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
Demuestra que eres experto!
  ESCRIBIR TUTORIAL
Suscribirse