Cargando

Ir a contenido

X


Ver Más! No te preocupes, recuperar archivos eliminados nunca fue tan sencillo. No te pierdas el tutorial que hemos preparado. Aprende a utilizar Recoverit en Windows 10.


 


Repositorios remotos con Git

En este tutorial veremos cómo crear un repositorio remoto en Bitbucket, así como las acciones que podremos realizar sobre el mismo para llevar el registro de los cambios de nuestro archivos en un ambiente colaborativo de desarrollo.


Escrito por el may 14 2015 00:55


El manejo de Git como herramienta para el trabajo colaborativo se ha hecho una necesidad en los tiempos actuales, donde la mayoría de los desarrollos usan el mismo para mantener los cambios unificados y sin conflictos.

En tutoriales pasados hemos aprendido como realizar la administración de repositorios en entornos locales y esto no está mal si estamos aprendiendo como utilizar Git, sin embargo en el mundo laboral se maneja de otra forma, y la mayoría de las veces tendremos que trabajar sobre un repositorio remoto, el cual tendrá múltiples ramas y cada desarrollador presente en el mismo sube cambios constantemente.

Repositorios remotos


Un repositorio remoto es aquel que no nos pertenece, el cual puede estar en un servidor en la nube, en el computador de otro desarrollador o incluso en un sistema de archivos. La función principal de estos repositorios es que otros desarrolladores puedan colaborar con el mismo, incluyéndonos a nosotros a través de las ramas o branches.

Hay muchos servicios que nos permiten crear nuestro repositorio remoto, tenemos GitHub pero este es orientado a proyectos personales y colaboraciones entre la comunidad de desarrolladores con ciertos proyectos y tenemos Bitbucket, el cual está orientado a proyectos privados y equipos de trabajo en empresas u organizaciones.

Para este tutorial estaremos utilizando Bitbucket, es gratuito y es el que se asemeja más a la filosofía de trabajo en la cual nos queremos enfocar.

Creando el repositorio remoto


Mencionamos que un repositorio remoto no nos pertenece, ya que se encuentra en una plataforma que no es nuestra, sin embargo podemos realizar operaciones sobre el mismo, que van desde crearlo hasta eliminarlo si así lo deseamos.

Para crear nuestro repositorio remoto nos dirigimos a la página de Bitbucket y si no estamos registrados creamos nuestra cuenta, ingresamos y estando en nuestro panel principal buscamos la opción Create para crear el repositorio remoto.

repositorios-remotos-git.jpg


Colocamos el nombre a nuestro repositorio, incluimos una descripción, seleccionamos la visibilidad y la posibilidad de realizar forks, donde adicionalmente podemos seleccionar el lenguaje en el cual estará basado nuestro proyecto, por último presionamos crear y ya tendremos nuestro repositorio remoto creado.

Vamos a asumir que estamos partiendo desde cero y que no tenemos un proyecto pero que pronto empezaremos a subir nuestros cambios, para ello necesitamos crear la carpeta donde estará el proyecto y realizar el primer push.

Para ello creamos una carpeta y dentro de la misma vamos a abrir una consola de comandos y vamos a inicializarla como un repositorio git, luego de esto vamos a crear la conexión con nuestro repositorio remoto, la cual podemos encontrar en el panel principal de nuestro repositorio recién creado:

repositorios-remotos-git-2.jpg


Ahora necesitamos realizar nuestro primer push para comprobar que todo funcione correctamente, para ello crearemos un nuevo archivo, el cual puede ser un .txt con un texto sencillo. Usamos el comando add para añadirlo al repositorio, agregamos nuestro primer commit y por último hacemos el push a la rama master:

repositorios-remotos-git-3.jpg


Como vemos todo salió sin problemas, sin embargo para los usuarios que están empezando y se sienten un poco inseguros en cuanto a la herramienta, y se preguntan si se subieron los archivos, pueden dirigirse a Bitbucket y refrescar el repositorio y podrán ver los cambios realizados:


Bitbucket es sumamente útil, no solamente nos permite crear repositorios sino que su aplicación web nos permite ver datos como la rama en el repositorio, los forks que se han hecho, la actividad en el mismo e incluso mandar invitaciones para otros desarrolladores.

Trabajando con el repositorio remoto


Una vez que ya tenemos nuestro repositorio creado es momento de empezar con el trabajo de colaboración, para ello lo primero que debemos hacer es crear las ramas o branches. Aparte de la rama master debemos crear una rama adicional para el proyecto en general y es aquella en la cual los desarrolladores harán merge y subirán sus cambios finales.

Ramas individuales
Adicionalmente, se recomienda que cada desarrollador tenga una rama para el mismo, así los cambios de cada miembro del equipo estarán seccionados y en el caso que haya un error en la subida final se puedan devolver los mismos sin mucho problema.

Crearemos la rama llamada desarrollo y una rama personal para nuestros cambios, esto lo hacemos con el comando branch seguido del nombre de la rama, veamos como luce en nuestra consola:


repositorios-remotos-git-5.jpg


Esto creará nuestras ramas localmente pero hasta que nos hagamos cambios en las mismas y hagamos el push no quedarán registradas en nuestro repositorio, para ello vamos a cambiarnos a nuestra rama personal con el comando checkout y verificamos con status que no tengamos nada que hacer commit, esto deberá ser así ya que es una rama nueva, veamos:

repositorios-remotos-git-6.jpg


Ahora vamos a crear carpetas y algunos archivos para darle peso a nuestro proyecto, sin embargo recordemos que los cambios estarán en nuestra rama. Luego de realizar estas operaciones debemos agregar los mismos con add, realizar el commit correspondiente y por último el push a nuestra rama, veamos estas operaciones en nuestra consola de comandos:

repositorios-remotos-git-7.jpg


Ya hemos realizado la subida a nuestra rama, ahora solo nos falta hacer lo mismo con la rama desarrollo, pero para ello no hace falta utilizar el comando add ni commit, para ello utilizaremos el comando merge para unir los cambios que no estén presentes en la rama, esto nos ahorra bastante trabajo y nos permite llevar el control de las acciones que realizamos sobre el repositorio.

Para hacer esta acción nos debemos cambiar a la rama desarrollo con el comando checkout y allí vamos a ejecutar el comando merge apuntando a la rama jacosta para unir los cambios que hemos realizado.

repositorios-remotos-git-8.jpg


Con esta acción se hará la actualización pero esto no quiere decir que hemos subido los cambios a la rama de igual forma debemos realizar el push, pero esto nos permite ahorrarnos algunos pasos adicionales y nos da un proceso más limpio para la subida. Esta acción nos creará la nueva rama y unificará nuestros cambios, si todavía no confiamos en lo que la consola nos informa podemos dirigirnos a Bitbucket, donde podremos ver las ramas nuevas creadas así como las acciones que hemos realizado bajo la sección de actividad reciente:


Como podemos ver tenemos las nuevas ramas así como los nuevos cambios realizados. Es importante mencionar que este es el flujo de trabajo normal que debemos realizar cuando estamos trabajando en ambientes colaborativos, de otra forma ocasionaríamos conflictos llevando a nuestro equipo a pasar incluso unas cuantas horas solucionando los problemas del repositorio.

Clonando el repositorio remoto


Lo que acabamos de ver parte de la idea que fuimos nosotros los que creamos el repositorio remoto, pero al momento que somos invitados a alguno el proceso cambia un poco. Vamos a asumir que nuestro equipo también utiliza Bitbucket y crearon el repositorio en la plataforma, nos dirigimos al panel principal, localizamos la opción Clone y al pulsarla veremos la línea exacta para realizar esta acción la cual nos clona exactamente lo que hay en el repositorio en ese momento:


Mencionamos que esta acción nos clona o copia lo que hay exactamente en el repositorio en ese momento, pero puede darse el caso que algunos de los desarrolladores sube un cambio de último minuto y no se incluye en el clone por lo que no estará en la copia que tendremos en nuestra máquina.

Error común
Este error es uno de los más comunes y donde muchos usuarios novatos fallan en el manejo de repositorios con Git, y es la subida de archivos al repositorio sin antes verificar que haya cambios realizados. Pero la solución es simple, lo que quizá sea lo más complicado es adoptar la práctica y es ejecutar el comando pull antes de empezar a trabajar en el proyecto y antes de subir cualquier cosa, esto nos evita la situación embarazosa de un conflicto en el repositorio ocasionado por nosotros.

Consejos finales


Por último es importante mencionar que a pesar que Git nos permite llevar el control de nuestro proyecto y nuestros archivos unificando los cambios en el equipo de desarrollo, no es una herramienta que podamos utilizar meramente para la gestión de proyectos.

Recomendamos llevarlo de la mano con aplicaciones como asana o Trello, garantizando que nuestros proyectos estén cubiertos en todos los frentes, de esta forma sabremos que estos siempre tendrán los últimos cambios y además que las fechas y compromisos establecidos para el mismo se están cumpliendo sin falta.

Con esto finalizamos este tutorial donde pudimos crear nuestro repositorio remoto con Bitbucket y adicionalmente pudimos ver todo el flujo de trabajo necesario para tener un manejo óptimo del mismo cuando estamos trabajando en un entorno colaborativo de desarrollo.
¿Te ha gustado y ayudado este Tutorial?
Puedes premiar al autor pulsando este botón para darle un punto positivo

Tutoriales Relacionados


Sin comentarios, sé el primero!

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
10
VOTA
5
100%
4
0%
3
0%
2
0%
1
0%

  Información

  •   Publicado may 14 2015 00:55
  •   Actualizado may 14 2015 08:03
  •   Visitas 1.5K
  •   Nivel
    Profesional