Cargando

Ir a contenido

X



Calcular objetivos SMART

Conoce que son los objetivos SMART y aprende a redactarlos para poder obtener una visión acerca de si se han cumplido estos objetivos


Escrito por may 03 2016 08:50

Qué significa SMART


1. S – Específico


Para definir un objetivo específico, pregúntate: ¿qué quieres lograr? Mientras más específico seas, mayor oportunidad tendrás de obtener exactamente el resultado que te has plateado. Esta especificidad es la diferencia entre “Quiero ser millonario” y “Quiero ganar 75.000 euros al mes durante los próximos cinco años por la venta de bienes raíces”.
Algunas preguntas que puede hacer para ayudarte a definir objetivos específicos son:
  • ¿Qué es exactamente lo que quiero lograr?
  • ¿Cómo?
  • ¿Dónde?
  • ¿Con quién?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Por qué quiero alcanzar este objetivo?
  • ¿Cuáles son las condiciones y limitaciones?
  • ¿Qué maneras alternativas existen para alcanzarlo?
Esta letra responde a qué es lo que voy a hacer, cómo voy a saber cuando lo alcancé y cuáles serán los resultados del trabajo que hay que hacer. Debe escribirse de una manera en que todo el que lo lea lo interprete de la misma forma.

 

Consejo
Una manera de asegurarte de que un objetivo es específico es que el mismo sea observable. Esto significa que una persona pueda ver claramente lo que se está haciendo para alcanzarlo.

 

2. M – Medible


¿Qué métricas vas a usar para determinar si has alcanzado lo que te plateaste? Esto hace que el objetivo sea más tangible ya que permite medir el proceso. Si es un proyecto que tomará cierto tiempo en completar, establece varios puntos de chequeo en el proceso con tareas específicas que completar en cada etapa. Al establecer objetivos SMART estás dividiendo tu progreso en elementos medibles lo cual, a su vez, es una herramienta para concentrarte exactamente en lo que quieres.

 

A – Alcanzable / Acordado


Esta letra se enfoca en si puede o no puede lograrse el objetivo y pone sobre la mesa lo importante que es y si es necesario desarrollar nuevas habilidades o cambiar actitudes para alcanzarlo. ¿Puede la persona lograrlo? ¿Se tienen la experiencia, conocimiento y capacidades para obtenerlo? Este es el momento para determinar si se están asignando las tareas a las personas adecuadas y si tienen las habilidades necesarias para lograr cumplir los objetivos. Es una manera de aterrizar las cosas para que el objetivo sea alcanzable.

 

En algunos modelos, la A también se refiere al acuerdo. Es decir, que todas las partes involucradas estén en la misma página respecto a lo que debe lograrse. Cuando están todos de acuerdo y has determinado si es o no es alcanzable con tu set de habilidades, es hora de pasar a la siguiente letra.

 

R – Relevante / Realista


¿Es realmente relevante para ti o tu marca alcanzar el objetivo? Este es el momento para hacerte esta pregunta y asegurarte de que no estás perdiendo tiempo y recursos en perseguir un objetivo que realmente no te interesa o no aporta nada valioso.

 

¿Por qué quieres alcanzar este objetivo? ¿Cuál es la razón detrás de esa meta? ¿Cuál será su impacto en tu negocio? Al saber estas respuestas podrás ver si verdaderamente deberías tomar ese camino.

 

En algunos modelos SMART, la R también se refiere a “realista”. Con esto lo que se quiere es establecer objetivos que tengan sentido para ti o tu marca, lo cual va muy atado a la A de “alcanzable”. No tiene nada malo con apuntar al tope, pero ten por seguro que cuentas con la herramientas y capacidades para llegar a él.

 

T – Con tiempos determinados / A tiempo


Como dicen: ¡el tiempo es dinero! Es por ello que debes hacer un plan para todas la acciones que llevas a cabo. Es bien sabido que las fechas límite son las que hacen a muchos tomar acción, así que no temas establecerlas tanto para ti como para tu equipo. Eso sí, mantén tu línea de tiempo realista y flexible para no desmoralizar ni presionar en exceso ya que ser demasiado estricto con la letra T de tu objetivo a veces puede hacer que en lugar de hacer un trabajo bien hecho y que se disfrute, se convierta todo en una carrera contra el tiempo.

 

Aquí básicamente se responde la pregunta: ¿cuándo estará listo? Se toma en cuenta el hecho de que un objetivo tiene un resultado final esperado, con varios puntos de chequeo en el camino.

 

Al final, cualquiera puede establecer objetivos, pero si no cuentan con una línea de tiempo realista lo más probable es que no tengan éxito. Establecer una fecha límite para los entregables es imperativo. Hazte preguntas específicas acerca de la fecha establecida y lo que se puede realizar dentro de esa ventana de tiempo. Si, por ejemplo, te das 3 meses, recuerda establecer puntos de chequeo a lo largo del tiempo para monitorear el avance de las cosas. Además, al proveer fechas claras para el cumplimiento de las metas, se aterriza el proyecto y se crea un sano sentido de urgencia para su debido cumplimiento.

 

¿Te ha gustado y ayudado este Tutorial?
Puedes premiar al autor pulsando este botón para darle un punto positivo
  • -
  • 0

¿Te ayudó este Tutorial?


AYUDA A MEJORAR ESTE TUTORIAL!

¿Crees que puedes corregir o mejorar este tutorial? Puedes enviar tu Edición con los cambios que consideres útiles.
0 usuarios han editado este tutorial. ¡Edita y conviértete en un reconocido experto!


Sin comentarios, sé el primero!

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!


  Información

  •   Publicado may 03 2016 08:50
  •   Actualizado may 03 2016 09:36
  •   Visitas 4.6K
  •   Nivel
    Avanzado

X