Cargando

Ir a contenido


8
2 votos
5
0%
4
100%
3
0%
2
0%
1
0%

ThinkPad Yoga 260: icónica y versátil


ThinkPad Yoga 260: icónica y versátil

La primera novedad del que parece será el ordenador insignia de Lenovo es que adopta un diseño más icónico y profesional: cuadrado, en negro y plata, con acentos de metal. Un cuerpo sencillamente irreprochable… pero ¿suficiente para hacernos olvidar a los modelos de la competencia y, sobre todo, al ThinkPad Yoga del 2015? Veamos qué es lo que su configuración y prestaciones ofrecen.

 

ThinkPad Yoga 260 presenta hasta tres modelos posibles que variarán de precio en función del que elijamos. Entre los aspectos que se conservan del Yoga anterior está su impresionante bisagra de 360 grados que permite a la pantalla doblarse de nuevo en la tableta, en tres posiciones de visionado de pantalla, incluyendo el modo "Tienda". También se conserva el bloqueo del teclado, que aplana las teclas para que el dock no interfiera con los usos de la pantalla. Además se conserva la ranura para el lápiz que acompaña donde este complemento se recarga.

 

Los detalles de su configuración son:

  • Procesador de cuatro núcleos de sexta generación Intel Core Skylake
  • Sistema operativo Windows 10
  • Bisagra desprendible
  • Pantalla HDBrilliant de 12.5 pulgadas HD con tecnología IPS
  • Lápiz digital con conversión de escritura a mano

 

La primera intención que se nota de parte de Lenovo con esta actualización del Yoga es que se intenta compaginar dos mundos: el de los negocios y el de los usuarios domésticos. En ambos segmentos una palabra clave refleja las necesidades: versatilidad. Y si algo destaca en este nuevo intento de Lenovo es justamente eso.

 

Diseño


Lo primero a destacar del ThinkPad Yoga 260 es que, al igual que su predecesor, tiene una pantalla que puede rotar hasta 360°. También se mantienen las dimensiones del equipo: un peso a partir de 1,3 kg y un grosor de 19 mm.

 

El hecho de que sea más pesado que la mayoría de las tabletas y que no sea fácil manejarla con una mano nos lleva a cuestionar su utilidad como tableta, pero nos hace inclinarnos de nuevo a sus usos de apoyo como pantalla para presentaciones o como material en el aula. Una suposición basada en las excelentes prestaciones de su pantalla.

 

Si en la portabilidad no las tiene todas consigo, el ThinkPad Yoga rebasa la usabilidad media con un asombroso dock de teclado, famoso por su suave sensación de escritura, y sus grandes teclas teclas-chiclet, espaciadas, ideales para quienes necesitan escribir sobre el regazo durante largos trayectos de viaje.

 

¿Temor a que el teclado se accione accidentalmente y el equipo se encienda o se activen funciones por descuido? Ningún problema: el dock de teclado retrae las teclas y se bloquea para evitar cualquier daño o error. Esta función de elevación y bloqueo de Lenovo también facilita el uso de los diferentes ángulos de visionado de la pantalla.

 

 

Algunos usuarios han reportado que el aspecto del ThinkPad Yoga es terriblemente aburrido en estética, y eso se debe a su clásico color negro mate, su construcción en plástico y sus detalles metálicos. Sin embargo creemos que la idea ha sido convertirlo en un dispositivo con aspecto profesional que le va a resultar beneficioso a la larga.Para los inconformes con este perfil, el ThinkPad 260 también viene en color plata.

 

Un tema aparte son las bisagras color plata de este modelo, sólidas, además de ser un buen toque para romper el monotemático color del cuerpo.

 

Pantalla


Si bien la pantalla de este modelo excede las 12 pulgadas, su resolución ha dejado mucho que desear en comparación con otros equipos de su segmento: un máximo de 1080p, que es algo decepcionante teniendo en cuenta que el Radius 12 de Toshiba Satellite (su más cercano 2-en-1 equivalente) tiene una pantalla de 12 pulgadas que se puede configurar con un deslumbrante despliegue de 4K.

 

A pesar de que se trata solamente de una pantalla Full HD, es clara, vibrante y resulta muy agradable con los efectos translúcidos y oscuros de su sistema operativo: Windows 10.

 

 

Procesador


El Skylake Sexta Generación ha levantado muchas expectativas y es que este ThinkPad Yoga llega con diferentes opciones muy interesantes. El ThinkPad Yoga 260 ofrece distintas posibilidades su procesador Skylake en función de las necesidades: desde un Intel Core i3-6100U con una velocidad de 2,3 GHz pasando por un Intel Core i5-6200U (2,8 GHz) hasta los más exigentes con un Intel Core i7-6500U con una gran respuesta hasta 3,1 GHz de velocidad.
Además de su impresionante velocidad, este Skylake parece ser un excelente administrador de energía, y se promete que con él el ThinkPad puede alcanzar hasta 10 horas con una sola carga de batería.

 

Conectividad


El ThinkPad Yoga 260 tiene dos filas de puertos. En el lado izquierdo hay un puerto USB 3.0, un mini DisplayPort, un lector de tarjetas inteligentes opcional y un puerto de acoplamiento + Lenovo OneLink, que duplica la transferencia de datos hasta velocidades de 33Gbps.

 

En el borde de la derecha hay un puerto USB 3.0, uno HDMI, una ranura microSD, un botón de encendido, control de volumen y un conector para auriculares.

 

 

También se encuentra un escáner de huellas digitales a lo largo del borde derecho de la base, un agregado habitual en los smartphones de alta gama, pero que es novedoso en un laptop, lo que podría marcar una nueva tendencia en lo que se refiere a seguridad.

 

Nuestro veredicto
Aunque se ofrece como un híbrido (un laptop que puede operar como tableta) el ThinkPad Yoga 260 está algo lejos de ser una tableta cómoda, pero es muy eficiente para quienes desean un equipo que funcione como un ordenador consolidado y como una pantalla de apoyo, combinando una nueva portabilidad con la usabilidad que imprime la diferencia en los negocios y en el estudio.

 

Las grandes ventajas del equipo son una autonomía de batería de 10 horas, un procesador a elegir pero,en general, muy rápido y eficiente, y sus míticas bisagras, que permiten giros de hasta 360° de su pantalla, lo que aumenta las posibilidades de visionado.

 

Quizás se ve afectado por un diseño algo tópico y una resolución de pantalla por debajo de la que otros equipos de su franja ofrecen en la actualidad pero sus posibilidades configuración en los distintos modelos amplían sus posibilidades.

 

ThinkPad Yoga 260 se convierte en una opción ideal para el trabajo y el colegio, donde se pondrá a prueba la eficiencia del ya muy esperado procesador Skylake de Intel, sexta generación.


ÚLTIMAS REVIEWS DE Ordenadores

Rate this Product


Vota y sé el primero en dar tu opinión!


Suscribirse