Cargando

Ir a contenido


7.7
6 votos
5
17%
4
50%
3
33%
2
0%
1
0%

HTC Vive gafas

htc

Review HTC Vive

Llega la terminal de Realidad Aumentada de HTC, y no se limita a unas meras gafas: es todo un sistema de Realidad Virtual que ofrece dos posibilidades, una de las que hasta ahora han adolecido otros equipos de Realidad Aumentada: controles sensibles al movimiento y ambientes que se pueden expandir a toda una habitación. La letra pequeña del contrato incluye una selección limitada de juegos y un precio elevado.

 

Estamos metidos de lleno en esto de descubrir otras dimensiones yendo más allá, ya no solo vemos sino que también interactuamos. Propuestas como estas gafas son un paso agigantado hacia lo que nos depara el futuro de la virtualización.

 

Y, por supuesto, necesita la intervención de un equipo apropiado, cuya configuración soporte las necesidades de este exigente sistema.

 

 

 

 

Requerimientos del sistema


Nuestra primera recomendación en cuanto a esta terminal de RA es que no se adquiera hasta no contar con un ordenador que pueda funcionar fluido junto con las gafas.

 

El ordenador con el que se debe contar es un PC con una GPU clase Nvidia GeForce GTX 970 o Radeon R9 290 o superior, un procesador Intel i5-4590 o AMD FX 8350 o superior. Debe disponer de por lo menos 4GB de RAM, salida de vídeo HDMI 1.4 o un DisplayPort 1.2, puerto USB 2.0 y un sistema operativo Windows 7 SP1 o superior.

 

Se trata de requerimientos que se pueden encontrar en los equipos de alta gama más comunes, pero más vale comprobar si el equipo del usuario los cubre antes de adquirir una terminal de RA como el VIVE.

 

 

 

 

Diseño


HTC no se ha cortado por asuntos de estética, y ha variado poco el diseño de su headset desde los primeros prototipos. Visto de frente es una gran almohadilla gris con los sensores de movimiento bien visibles (12 en total). Por detrás se pueden ver las gafas en el interior, y la banda para la cabeza, que le da el aspecto de un visor protector típico para soldadores.
Un aspecto que VIVE no ha logrado resolver, y que implica una limitantes en cuanto al movimiento del usuario una vez que lo tiene puesto, es el gran cable que sale de la parte trasera del casco (que recibe imagen y sonido desde el PC) es pesado y abulta, de manera que al estar a espaldas del usuario, puede provocar tropiezos.

 

El sistema de tres bandas de sujeción del casco permite variar la distancia entre los ojos y las pantallas LEDs del interior de las gafas. Se trata de pantallas complementarias con la misma resolución de la del Oculus Rift: 1200x1080 píxeles por cada una, con relación de aspecto 9:5 y una tasa de refresco de 90 fps. Todo fluye sin problemas en ellas.

 

¿El usuario usa gafas? Sin problema: alrededor de las pantallas se extiende una almohadilla que impide el paso de la luz, retiene el sudor y se amolda al rostro, con espacio suficiente para que las gafas de graduación entren en ellas.

 

El gran cable se conecta a una pequeña central (o link box) del mismo color gris que el casco, y del tamaño de una consola Playstation: se puede elegir entre su puerto HMDI o DisplyPort, y se puede conectar a una PC o directamente a una fuente. Cuenta con luces para señalar si el casco y la PC están conectados. Cuenta con un adhesivo en la parte inferior para fijar en muebles o en el piso, pues es ligera y puede verse arrastrada con el movimiento del usuario.

 

 

Pulsa imagen para ampliar

 

 

Controles


Como ya habíamos mencionado, el VIVE de HTC es una terminal de RA que se separa del resto por sus cuidados controles manuales. Se trata de dos bastones ambidiestros que terminan en aros. Miden unos 20 centímetros de largo y contienen los sensores de posición y los controles de RA. En su centro hay un touchpad circular. Tiene un botón para abrir la interfaz SteamVR, y en su parte inferior hay un interruptor que funciona como gatillo. En el aro se ubican los sensores de movimiento.
Según el juego, estos controles funcionan como raquetas, armas, bastones, remos… Y transmiten de forma eficiente la ubicación del usuario, lo que permite una notable inmersión en los ambientes de la RA.

 

Estaciones base


Para mejorar el posicionamiento del usuario dentro de los ambientes, el VIVE cuenta con dos bases (que se pueden conectar por WiFi o mediante un cable— también largo y estorboso). Cada base tiene luces LED y sensores infrarrojos.

 

Cables


Con las bases viene uno de los grandes problemas del VIVE: su gran número de cables y adaptadores. Toda nueva tecnología es aparatosa, pero en este caso tenemos: tres adaptadores de poder (para la link box, para el caso y para las bases), dos adaptadores de carga USB, USB-micro y cables USB para los controles manuales, cable HDMI y USB cables para conectar la link box a la PC, y en el caso de que sean necesarios: cables para los auriculares y para conectar las bases entres sí…

 

 

 

 

Instalación


Además del software necesario (gigas y gigas para el Vive software y para la interfaz SteamVR), la terminal de RA requiere de una instalación física para que funcione correctamente y produzca ambientes inmersivos donde el usuario viva la sensación de profundidad. Para conseguirlo hay que separar las bases por lo menos dos metros entre sí y disponer de un espacio de metro y medio a los costados. Las bases pueden separarse hasta 6 metros y medio.

 

SteamVR


Steam, la legendaria casa de juegos multijugador ha preparado la interfaz de esta plataforma, SteamVR. Su principal novedad es Chaperone, que permite establecer un ambiente digital sobre la habitación en la que el usuario se encuentre. Es posible delimitarlo con muros o crear espacios abiertos.

 

 

Pulsa imagen para ampliar

 

 

Conclusión
La HTC VIVE es uno de los terminales de Realidad Virtual que podemos encontrar en el mercado. Si se pueden pagar los 899€ que vale y se dispone de un ordenador ad hoc para hacerla funcionar sin problemas, no hay que dudarlo. Si no tienes un ordenador potente al que poder conectarlas te saldrá caro tener que conseguir uno además de las gafas. Es cierto que posee aún una selección muy limitada de juegos y tiene tantos cables que el movimiento con ella es trabajoso, pero esto es un gran paso en la Realidad Aumentada de forma portable.


ÚLTIMAS REVIEWS DE Ocio Digital

Rate this Product


4 Opiniones   Opiniones más votadas


Antonio Millan
jun 10 2016 10:35

El precio me parece una auténtica locura, 900 euros por unas gafas pero madre mía...entre eso y el ordenador que hay que montarse te quedas sin ahorros por andar jugando


Sonia Marquez
jun 14 2016 12:35

Por lo que me han dicho son demasiado pesadas y el cableado lo hace todo bastante incómodo. En eso ganan las Oculus aunque claro el debate también está en la calidad. A mí las Oculus me encantaron cuando las pobré no sé si las HTC podrían superarlo


Sandro Rivas
jun 14 2016 13:21

Yo no me las compraríahasta que no mejorasen el tema del peso y eso de los cables porque al final no te vas a poder mover mucho. Me esperaré a que salgan versiones posteriores


Nuria Oliva
jun 15 2016 16:34

Al final ya no veo solo el súper precio desorbitado de las gafas sino todo lo que conlleva... comprarte un ordenador potente, los complementos... vamos que te sale por una gracia eso de ver otra realidad


Suscribirse