Cargando

Ir a contenido


9.7
6 votos
5
83%
4
17%
3
0%
2
0%
1
0%

Gafas Oculus Rift


Gafas Oculus Rift

El MWC de este año en Barcelona tuvo una clara protagonista: la Realidad Aumentada o Realidad Virtual (como aún se le llama según sus siglas en inglés: VR). Y se trata de una RA que ha dejado atrás muchas de las limitaciones del pasado y se ha aligerado acorde con los tiempos para volverse más móvil y más… real.

 

Así es: la Realidad Aumentada ha llegado para quedarse y expandir las imágenes con tratamiento 3D, ya se muestren en un juego o hasta en un teléfono. Sí, el 2016 ha visto llegar por fin una RA que puede ir a todas partes con el usuario, y dejarlo sumergirse en ambientes de calidad gráfica excepcional.

 

Google, Facebook, Sony, Samsung… Todas las grandes compañías han lanzado sus gafas, cascos y dispositivos de Realidad Virtual (buenas parte de ellos pudieron verse en la MWC 2016), pero si nos preguntan (hasta el momento) cuál de ellos es el que cumple con mayor fidelidad el sueño de la Realidad Virtual que hasta ahora sólo la ciencia ficción se había atrevido a vendernos, tenemos unas gafas favoritas: las Oculus Rift.

 

Nacidas como un proyecto kickstarter (de financiamiento colaborativo) en el 2014, han pasado por rediseños, rezagos, cancelaciones de lanzamiento… pero al fin han salido, y creemos firmemente que la espera ha valido la pena: van a convertirse en un dispositivo esencial en los años próximos.

 

 

Las gafas Oculus Rift son un dispositivo excepcional que ofrece el tipo de realidad virtual que el usuario sólo se ha atrevido a soñar hasta el momento. Las gafas sorprenden por su excelente diseño y por su capacidad para “sumergir” al usuario en los ambientes de juegos que van a volar la cabeza a más de uno.

 

Sus problemas (nada es perfecto) se relacionan con lo caro que resulta configurar un PC para que sea compatible con las gafas y que sus correas pueden limitar los movimientos del jugador. Por alguna razón sus controladores táctiles no estarán disponibles para su lanzamiento, y hay que usar unos de Xbox que no han convencido del todo.

 

La que es, sin duda, su mejor baza es que pone fin a los estrafalarios aditamentos que la Realidad Aumentada obligada a usar a los usuarios en los días de antaño. Nada de trajes o cascos: gafas ligeras que encajan a la perfección en el rostro del usuario, con deslumbrantes pantallas y un audio soberbio.

 

Además las Oculus Rift llegan acompañadas de juegos de última generación, llenos de ambientes inmersivos en perfectos 3D y 360°. El usuario puede olvidarse del vídeo pixelado, las pausas, los estallidos verdes o las pérdidas de sincronización: los 30 títulos de lanzamiento de Oculus Rift son plenamente efectivos y van a llevar a los juegos de vídeo a un nivel de jugabilidad.

 

Diseño

 

Las gafas Oculus Rift resultan elegantes y pequeñas comparadas con otros dispositivos de RA. Aunque vistos desde fuera pueden parecer un poco ladrillo pegado al rostro del usuario, resultan ligeras y cómodas.

 

Cubiertas en su interior por una tela con tacto de espuma densa que ajusta herméticamente contra el rostro. Esta espuma también recubre las correas con las que se afianzan las gafas, y las hace, al mismo tiempo, ajustadas y cómodas. Un punto a su favor es que el tacto de la espuma no es cálido, lo que evita la sudoración durante su uso, así y sea en largas jornadas de juego.

 

El ajuste de las pantallas es otra historia. Si se aprietan demasiado, resultan borrosas o no se complementan entre sí. De estar demasiado flojas, la luz ambiental se filtra y rompe con la ilusión “inmersiva”. Conseguir el ajuste perfecto puede tomar varios minutos. Un trabajo que esperamos que se reduzca en versiones futuras.

 

Otro aspecto a mejorar es, sin duda, su peso: casi medio kilo termina por notarse cuando se lleva sobre la nariz.

 

 

Pantallas y audio


Al final de cuentas, lo que importa es lo que estás gafas llevan por dentro, y la configuración de estas gafas no podía ser mejor. Dos pantallas AMOLED que juntas llegan a una resolución de 2.5K, que hacen el milagro de la Realidad Aumentada al fungir combinadas como un proyector estereoscópico en 3D.

 

No es que con esta resolución el usuario se olvide de que ve dos pantallas (estamos lejos, muy lejos de engañar al ojo) pero son suficientes para crear el efecto neurológico llamado “posibilidad de la presencia” (ese punto en el que el cerebro cede y cree que realmente está en un ambiente, y reacciona ante él como un espacio real).

 

Los auriculares integrados aumentan esa sensación con un poderoso audio inyectado directamente en el oído. Producen también un sonido envolvente en 3D que reproduce de manera perfecta la distancia e intensidad con que los sonidos se producen en los ambientes presentados por las pantallas.

 

 

Sensores


Debajo de la tela sintética de las gafas se encuentra lo que verdaderamente produce la interacción entre el usuario y los ambientes presentados por las gafas a un nuevo nivel: cientos de sensores LED infrarrojos que envían los movimientos del usuario al dispositivo. A ello se añade el trabajo de un sensor IR. Este rastreo de posición es la gran diferencia entre los modelos anteriores de RA y estas gafas: los ambientes de los juegos requieren de este seguimiento para interactuar con el usuario, y hacer de su experiencia una verdadera interacción, una inmersión en los límites de la Realidad Virtual.

 

 

Controles


Una de las quejas que los pocos usuarios que han podido experimentar las Oculus Rift (apenas el 28 de marzo se despacharon los primeros pedidos) es que carece de unos controles amigables, y que incluye un controlador Xbox que se siente ajeno y poco usable. Esperamos que en el transcurso de su comercialización se consiga un control más sensitivo y eficiente.

 

 

Conclusión
El futuro de la Realidad Aumentada está aquí… sólo nos queda hacernos con unas gafas Oculus Rift, y que sus creadores sepan están a la altura de lo que los usuarios van a demandar de ellas. De momento la intención es muy buena y el paso a una nueva dimensión es ya un hecho, eso sí ahorra para poderte hacer con lo último en la Realidad Aumenta ya que entre el precio de las gafas y la configuración que precisa un ordenador, el capricho puede salirte caro


ÚLTIMAS REVIEWS DE Ocio Digital

Rate this Product


3 Opiniones


Hector Olmedo
abr 06 2016 20:17

Me parece un brutal avance necesario para los ordenadores disfrutar de los juegos. Pero lo veo brutalmente caro... la resolución también tremenda. Si eres gamer seguro que acabas pillandote uno de estos.


Andrea Garcia
abr 22 2016 12:55

Después de tanto perseguirlas he conseguido poder ponerme las gafas OCULUS y mi experiencia es… sin palabras. Cuando las vi anunciadas algo me decía que tenían que ser mías y antes de lanzarme a invertir ese dinero necesitaba probarlas. Son unas gafas bastante ligeras y se acomodan muy fácil a la cabeza por un broche de velcro. Lo mejor viene al ponerlas, te parece que estás viviéndolo totalmente. Yo probé un simulador de atracciones y la sensación fue de pasar miedo de verdad, la verdad es que no me lo esperaba. Estoy deseando poder probar más juegos porque estas gafas tienen una pinta genial. A esperar de probar las de PS4 para mí las OCULUS mis favoritas.


Elena Garcia
abr 30 2016 15:07

Las he probado también!!! eso es espectacular, quiero unas lo más pronto posible. Me pareció que pesan un poco y si lo usas mucho rato pueden ser incomodas las oculus rift, pero son increibles la calidad de imagen y demás. Los juegos van a cambiar completamente. Esto es muy bueno para poder vivirlo.


Suscribirse