Cargando

Ir a contenido


Samsung Galaxy S8 vs iPhone 7

Lo nuevo de Samsung , el Galaxy S8, le echa un pulso a su contrincante actual de Apple, el iPhone 7. ¿Seguirá aún capaz de seguirle el ritmo?

Síguenos!

Comentarios Recientes



Tras varios días entre manos, el Samsung Galaxy S8 ya ha demostrado gran parte de lo que es capaz de hacer. Con un diseño renovado y grandes aspiraciones, el nuevo buque insignia de los surcoreanos ha ido mejor de lo que esperaban.

 

Su principal rival, Apple, aún con el iPhone 7 en el mercado parece quedarse algo por detrás del nuevo Samsung Galaxy S8. Habrá que esperar hasta dentro de unos meses para saber qué esconde la compañía de la manzana en la manga. De momento te traemos el cara a cara de dos de los teléfonos más fuertes del momento.

 

Diseño


El diseño es diferente entre ambos modelos. El Galaxy S8 trae consigo su aspecto curvado y delgado junto con su pantalla infinita apurada por todos lados. El iPhone 7 no sufrió apenas modificaciones respecto a su modelo anterior, algo que sí hemos visto de la mano de los surcoreanos.

 

Galaxy S8 combina metal y cristal mientras que el cuerpo del iPhone 7, ambos unibody, es únicamente metálico. El peso será de 138 gramos para el iPhone 7 frente a los 155 g del iPhone 7.

 

La ventaja en aspectos más concretos se la lleva Samsung que ha sido capaz de crear un terminal muy delgado , resistente contra agua y polvo sin tener que rescindir el puerto de Jack, algo que muchos aprecian. Apple prefirió suprimirlo y hacer depender al usuario de auriculares bluetooth o de un adaptador continuamente que además nos impide estar cargándolo a la vez.

 

Para peros aquí Samsung no ha acertado en la colocación del sensor y es que al lado de la cámara provoca más de un descuido continuo y hace que manchemos la lente. Aunque se quiera justificar con que la compañía lo ve en esta generación como un complemento a los demás sistemas de seguridad y necesidad de ampliar el frontal, , lo cierto es que suele ser el más utilizado.

 

Estilo y resistencia son los puntos que dan como vencedor a Samsung.

 

 

 

Pantalla


En tema de pantalla el nuevo concepto viene de la mano de Samsung y su concepto de Infinite con 5.8”. Lo cierto es que impresiona a primera vista pero más aún cuando tras un rato vuelves a otro modelo con marcos, todo te parece excesivo. Seguimos teniendo un Panel super AMOLED que fomenta esa suavidad a la hora de interactuar con la pantalla. Su resolución también se nota y es que el Quad HD + te da unos colores vibrantes y nítidos.

 

Por su parte el iPhone 7 trae consigo la idea de Retina en 4.7” que aún no ha sido de abandonar junto con el Full HD. Fue un boom en su momento pero lo cierto es que queda rezagado frente a los nuevos modelos de la competencia que ya incorporan mejores paneles y resoluciones. Los rumores acercan paneles Samsung al nuevo iPhone, de momento habrá que esperar.

 

 

 

Rendimiento y software


El rendimiento es uno de los puntos distintivos de los smartphone y es que la potencia de los terminales cada vez es más grande y precisa de renovación continua por eso hay que montar lo más actual. Apple trae en el iPhone 7 un Apple A10 Fusion de cuatro núcleos a 2.34 GHz, un procesamiento que da gran fluidez gracias a que congenia a la perfección con su propio SO. Se acompaña de únicamente 2 GB de RAM, una cantidad que parece escasa viendo la competencia pero que parece dar buenos resultados aun así.

 

El Samsung Galaxy S8 tiene un Qualcomm Snapdragon 835 con otra opción (en función del país) de un Exynos 8895 acompañados ambos de 4 GB de RAM. El Snapdragon se ha fabricado con tecnología de 10 nm, algo que permite además de mayor potencia, una mayor eficiencia y optimización de procesos alargando con ello nuestra batería.

 

El debate se encuentra entre enfrentar lo último en tecnología de Samsung con un sistema óptimo que funciona genial gracias a la implementación del propio sistema en IPhone.

 

 

 

Cámara y audio


El apartado fotográfico parece ser uno de los más cotizados en las últimas generaciones de teléfonos. El iPhone 7 ha decidido no incorporar su nuevo sistema de doble lente y únicamente apartarlo para la versión Plus. El móvil de Aple trae una cámara principal de 12 MP con un sensor Sony Exmor con una apertura de f(1.8 y estabilización óptica. Posibilidad de grabar en 4K y cámara frontal de 7MP y f/2.2.

 

Para el Samsung Galaxy S8 tenemos un sensor Dual Píxel de 12 MP con apertura de f/1.7, mientras que en el frontal tenemos una cámara de 8 MP con apertura también de f/1.7 y Dual Píxel. Podremos grabar a un máximo de 4K.

 

En pruebas realizadas el veredicto parece inclinarse hacia el Galaxy S8 gana en fotografía exterior con buena iluminación, en cámara selfie y . El Iphone 7 tiene algo más de ventaja en fotografía macro con mayor color. La cámara principal del iPhone 7 tiende a saturar los colores demasiado y a oscurecerlas. Además ofrece menor definición en detalle que el Galaxy S8. Ambos trabajan bastante bien en fotografía nocturna sin introducir demasiado ruido.

 

 

 

Almacenamiento


En tema de almacenamiento tenemos controversia. Por un lado, el iPhone 7 permite tamaños de 32, 128 y 256 GB mientras que el Samsung S8 trae únicamente un tamaño de 64 GB aunque sí permite microSD hasta 256 GB a diferencia del iPhone 7.

 

 

 

Batería


Si hablamos de autonomía tendremos una gran diferencia en batería. Mientras el Galaxy S8 monta una de 3.000 mAh, el iPhone 7 se queda en los 1.960 mAh. Samsung además posibilita la carga rápida e inalámbrica. Aunque en el papel parezca claro vencedor el S8, lo cierto es que Apple también aporta una gran duración de batería gracias a su software.

 

 

 

Precio


Para precios tendremos uno de salida de 809€ para el Galaxy S8 con únicamente tamaño de 64 GB frente a los 769€ para el de 32 GB de iPhone 7 u 879 € para los 128 GB. Precios cercanos a pesar de la diferencia de generación.

 

 

Veredicto

 

 

La pantalla es uno de los atractivos reclamo del Galaxy S8 con su estilo curvado de ínfimos bordes que hacen aprovechar su monitor al máximo con una resolución genial de Quad HD+. Hablamos de un 65% de ratio de pantalla frente a un 58% por parte de Apple. Veremos si en la próxima generación Apple decide dar el salto. En el apartado fotográfico Samsung se impone por mayoría aunque en modo noche los resultados están muy ajustados.

 

En tema de seguridad Samsung también corre con ventaja con Sistema de reconocimiento facial e iris además del conocido lector de huellas. El iPhone 7 solo aplica este último. La autonomía es otro debate que podría llegar a dar la Victoria a Apple y es que si bien tiene una capacidad menos, sus componentes tienen una necesidad menor y eso se nota en la duración.

 

El rendimiento diferene en ambos casos y es que tendremos que elegir entre lo más novedoso o lo más eficiente en caso de querer elegir uno de los dos. Está claro que es una comparaicón entre un modelo de hace unos meses y uno que acaba de salir al mercado y que con prácticamente 6 meses de diferencia se distinguen en varios aspectos.

 

El iPhone 7 se consolida como uno de los terminales con mejor relación de rendimiento- eficiencia, siempre teniendo en cuenta que el trabaja con su propio software y con un hardware de menor nivel. Aquí el Sistema Operativo juega un papel fundamental y es que siempre habrá brecha entre el mundo Android- iOS. A pesar de la victoria, este iPhone 7 sigue estando entre lo mejor del momento.

 

 

 


TE PUEDE INTERESAR

ÚLTIMAS NOTICIAS


1 Comentarios

Espero que salga algunas mejores opciones para el iPhone nuevo... está claro que yo también me quedaría el Galaxy S8 contra el iPhone 7. O eres un fan de Apple o te irias al Galaxy, veremos en Septiembre.

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
Suscribirse