Cargando

Ir a contenido


HTC 10 vs LG G5

En lo que llevamos de año han sido ya varios los teléfonos que nos han dejado bastante buen sabor de boca con sus propuestas, nuevos aires para un año cargadito de novedades. Como siempre, nos gusta ponerlos car a acara para ver cómo responden. En este caso te traemos lo más potente de LG y HTC en telefonía, dos propuestas opuestas que buscan el mismo fin.

Síguenos!

Comentarios Recientes



Comparamos dos teléfonos que son antagonistas en sus propuestas. El HTC 10 es un teléfono que apuesta por la simplicidad y el minimalismo, una cubierta elemental para uno de los más impresionantes rendimientos que se hayan visto este año. El LG G5, por su parte, exhibe una voluntad innovadora que no siempre le juega a favor, pero que gracias a sus excelentes prestaciones puede ser el juguete preferido de los más atrevidos, pues se trata de un modelo que deja sus mejores bazas a módulos que se adquieren aparte y hacen mejorar un smartphone ya bueno de por sí.

 

Puestos frente a frente, la pregunta es, ¿puede más la concreción elegante del HTC 10 alejada de lujos o extravagancias, o el revolucionario cóctel de innovador del LG G5?

 

Chasis


Ambos teléfonos están realizados en aluminio, ligero y resistente. Como se verá más adelante, mientras el HTC 10 apuesta por un cuerpo de una sola lámina (unibody), el LG G5 incluye una bandeja deslizable. Este material es nuevo para LG, pero HTC construye sus modelos en este metal desde hace más de cuatro años.

 

El modelo de LG es un poco más largo y ancho: 149 mm y 74 mm contra 146 mm y 72 mm del HTC. Sin embargo, peso a su bandeja deslizable, el LG es menos grueso: 7.7 mm contra 9 mm del HTC.

 

El LG G5 es, también, más ligero que su rival, por unos gramos de diferencia (que, como bien sabe el usuario) son clave en temas de agarre: 159 gramos contra 161 g del HTC. Por ser un teléfono más ligero y delgado, victoria para LG.

 

 

Módulos


Una de las innovaciones del LG G5 es que contiene una bandeja deslizable que tiene varios usos posibles: sirve para una batería extra, para una memoria, un ad don para música de alta fidelidad o un soporte para la cámara. El HTC carece de este versátil añadido. Hay que aclarar que cada módulo se vende por separado.

 

 

Colores


El HTC se entrega en dos colores (plata y gris), mientras que el LG G5 se ofrece en cuatro: titanio, rosa, oro y plateado.

 

 

Tamaño de la pantalla


Se ha vuelto una constante en los nuevos modelos un mayor tamaño de la pantalla en relación con el cuerpo del teléfono. Esto no sólo influye en un mejor visionado de vídeos y fotos: también da una mayor superficie para interactuar con los elementos en pantalla.

 

En ese sentido HTC ha apostado por dotar a su modelo con una pantalla que abarca el 96% del frente del teléfono, con lo que ofrece una superficie total de 5,2 pulgadas. Por su parte, el LG G5 apuesta por recubrir todo el frente del teléfono con la pantalla, 100% de borde a borde, para un total de 5,3 pulgadas de superficie total.

 

 

Navegación


A mayor tamaño de pantalla, menos espacio para incluir botones de control físicos, y esa es una carencia que pesa en el LG G5. Debido a su pantalla de borde a borde, este modelo ha tenido que renunciar a los botones de Home y Return físicos, y los ha incluido virtuales sobre la pantalla de cristal como muchos otros fabricantes. Esto es algo que puede ser problemático si el teléfono no enciende por falta de batería.

 

En cambio, el HTC 10 destina una franja en la parte inferior para los botones de control físicos, con estilo de sobriedad.

 

 

Resolución de pantalla


Ambos modelos llegan con pantallas Quad HD con una muy buena resolución de 2560 x 1440 pixeles. En ambos casos tenemos paneles LCD IPS, con una gran variedad de ángulos de visionado y buena vistas en condiciones de luz natural intensa. El HTC 10 gana en la comparación por un pequeño margen en la densidad de píxeles: 564 ppi contra los 544 ppi del LG G5.

 

 

Tiempo de carga


Ambos modelos incluyen protocolos de carga rápida para que tengas tu batería siempre a punto lo más rápido posible.

 

 

Audios


Ambos modelos ofrecen lo mejor en lo que se refiere a audio de alta fidelidad en el mundo de los smartphones de gama alta. Hay, sin embargo, una notable diferencia: el audio HiFi en el LG G5 es un extra que debe comprarse aparte.

 

En una de las jugadas menos inteligentes que recordemos, el LG vende por separado su LG Hi-Fi Plus with B&O PLAY: un módulo que se inserta en la bandeja inferior del G5 y que ofrece un sonido de calidad superior de 32 bits, en HI-FI, y conversión DAC + AMP. Sencillamente impresionante, sólo que eleva en 100 euros el costo del teléfono. La buena noticia aquí es que puede usarse por su cuenta, como un iPod, o bien conectado a todo tipo de teléfonos Android o iOS.

 

Por su parte, el HTC 10 no requiere de gastos extras para gozar de un audio de 24 bits con conversión DAC, y es más que eficiente si se usan unos buenos audífonos.

 

Nos inclinamos, por supuesto, por el modelo que no necesita de compras extra y aún así nos ofrece lo mejor.

 

 

Lector de huella digitales


Ambos modelos ofrecen esta biometría como medida de seguridad e identificación. En ambos casos ocupan sensores eficientes, pero de nuevo nos enfrentamos a la desventaja de la pantalla de cristal de borde a borde. El LG G5 resuelve este problema incorporando el sensor en la parte trasera del teléfono. Algo que tiene un punto a su favor: se puede usar con el teléfono colocado de frente.El HTC 10 apuesta por un sensor frontal discreto y funcional.

 

 

Cámaras


Ambos modelos cuentan con cámaras eficientes, y a primera vista las cámaras traseras y delanteras del LG G5 parecen de mejor calidad. Para este modelo LG ha dotado al teléfono con sensores de 16 MP para la cámara trasera y 8 MP para la delantera. Por su parte, HTC 10 ofrece 12 MP en su cámara trasera y 5 MP en su cámara delantera. Esto podría hacer creer que el juego de cámaras del LG es mejor, pero no es así. Hay muchos factores en juego cuando se habla de una cámara, y no sólo su capacidad.

 

Aunque las cámaras de ambos modelos tienen una apertura similar y cuentan con estabilización de imagen, las del HTC 10 han probado ser mejores en situaciones adversas, de mucho movimiento o baja iluminación. Ofrece, en general, mejores fotos con contornos más definidos, un uso del color realista y diferentes tonalidades de la luz.

 

El LG G5 ofrece un módulo para ampliar las posibilidades de su cámara (con disparador físico y zoom). El módulo Cam Plus se vende por separado.

 

Ambos modelos explotan la tecnología desarrollada por LG: autofoco con sensor láser.

 

 

Batería


Ambos modelos cuentan con baterías de avanzada, pero es el HTC 10 el que de manera natural ofrece una mayor capacidad (y con ello una mayor duración de la carga): 3,000mAh contra los 2,8000mAh del LG G5.

 

Si se añade al LG G5 su módulo Cam Plus, se añaden otros 1,200mAh de potencia, pero (desde luego) con un cargo extra. A pesar de ofrecer mayor capacidad, la batería del HTC 10 es más delgada.

 

 

Batería extraíble


La batería del HTC está en el cuerpo del teléfono, y se mantiene ahí, bajo la lámina unibody. La del LG G5 es removible de una manera… sí, modular. Se puede adquirir aparte un módulo que una vez en la bandeja deslizable ofrece potencia extra por un tiempo prolongado.

 

 

Carga de batería


Uno de las nuevas exigencias de los usuarios es la de reducir el tiempo de carga de la batería. Ambos modelos ofrecen protocolos de carga rápida basados en la tecnología Qualcomm Quick Charge 3.0, que ofrece una carga de batería hasta 4 veces más rápido que con baterías de modelos anteriores. Según algunas reseñas de modelos que usan este protocolo (y al procesador Qualcomm que lo contiene) la carga es aún más rápida que la de un iPhone de última generación). Ambos modelos usan el nuevo protocolo reversible USB Tipo-C.

 

 

Procesador


Ambos modelos usan el procesador Snapdragon 820, un cuatro núcleos que corre a 2.2GHz. Se trata del último modelo de Qualcomm, con el que la compañía intenta subsanar sus problemas con el modelo 810, con mejoras que incluyen mejor gestión energética, mejores protocolos de comunicación y datos, un apartado gráfico impresionante y un rendimiento más integral de todo el sistema.

 

 

RAM y memoria


Ambos modelos ofrecen la misma memoria útil: 4 GB. También ofrecen memorias internas de 32 GB, si bien el HTC 10 tiene una versión de 64 GB.

 

 

Memoria expandida


Ambos teléfonos ofrecen la posibilidad de escalar la memoria interna hasta 2 TB con una microSD. El HTC 10 además ofrece Adoptable Storage, una función de Android que trata a la tarjeta extra como parte de la memoria natural del teléfono, lo que permite una mejor administración de los datos.

 

 

Sistema Operativo


Ambos modelos usan el SO de Android Marshmallow, adaptadas a sus casas respectivas. Los usuarios reportan que la del HTC, Sense, es mucho más fluida, personalizable y evita el añadido de aplicaciones innecesarias.

 

 

Precio


El precio de ambos Smartphones está dentro de lo que se considera alta gama. Para el HTC 10 tenemos un precio oficial de 749 € mientras que para el LG G5 se queda en 699€ e incluye el módulo de cam plus. Tenemos 50€ de diferencia donde el usuario deberá valorar por cual se decanta. Recordemos que para una mejora del teléfono que sobresalga por encima del HTC habrá que invertir en módulos bastante caros.

 

 

Veredicto

 

 

En un duelo cerrado, debido a sus muchas semejanzas. Aun así el HTC 10 se ha impuesto al LG G5. Sin duda los módulos pueden hacer del LG G5 un smartphone mejor y más consolidado que el HTC 10, pero para ello se requiere invertir unos cientos de euros extra…

 

Preferimos, pues, lo que viene de serie, y el HTC 10, sobrio y elegante, es un teléfono más eficiente que el LG G5.

 




ÚLTIMAS NOTICIAS


1 Comentarios

Yo opino igual, soy de HTC es mucho mejor que el LG, los que controlan un poco saben perfectamente que le gana de calle.

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
Suscribirse