Cargando

Ir a contenido


Reducir riesgos al utilizar Wi-Fi público

Con la disponibilidad de redes Wi-Fi alrededor nuestro, es casi imposible pensar que no las vamos a utilizar, sobre todo cuando nuestro plan de datos puede estar en sus últimos días o nuestro equipo simplemente no tiene conectividad 3G o LTE .

Síguenos!

Comentarios Recientes



Es muy fácil vernos en la posición de estar en un aeropuerto o un café con nuestra tablet y tener que resolver un problema laboral, sin embargo la red pública de Wi-Fi representa muchos riesgos para que nuestra información confidencial viaje libremente.

Tenemos que seguir algunos consejos que veremos a continuación, para asegurarnos que reducimos al mínimo los riesgos de utilizar el Wi-Fi público para transmitir datos que pueden ser sensibles para nosotros o nuestra organización.

Utilizar navegadores seguros
Tal vez nunca lo habíamos visto, pero uno de los puntos más débiles generalmente es el navegador y el cliente de correos electrónico, en caso de utilizar una red pública debemos utilizar un navegador que nos permita encriptar nuestros datos como por ejemplo Opera Mini, de esta forma si alguien intercepta nuestra información no será tan fácil leerla.


Utilizar Redes Privadas Virtuales (VPN)


Otra opción con la que contamos es utilizar un servicio VPN, con ello nos aseguramos que nuestra información viaja a través de un túnel al cual solo tenemos acceso mediante nuestras claves y credenciales.

A pesar que esta opción es muy segura, generalmente es obviada debido a los costos que puede acarrear, sin embargo cuando hablamos de seguridad de nuestra información, es preferible utilizar una parte de nuestro presupuesto para estos productos que perder información a manos de entes maliciosos.

Desactivar las carpetas compartidas


Este es un error clásico donde el usuario a pesar que se conecta a una red no confiable no configura su equipo para que no permita a otros equipos que husmeen en sus carpetas y recursos compartidos, es imperativo que al conectarnos a un Wi-Fi libre bloqueemos este tipo de comportamiento.

En Windows tenemos el perfil de Wi-Fi público que nos permite establecer estas configuraciones por defecto, se debe estar atento de seleccionarlo al momento de hacer la conexión a la red pública.

No hacer descargas de recursos dudosos
Puede ser que estemos en una red Wi-Fi muy rápida y se nos cruce por la mente descargar algunas aplicaciones, este es un grave error ya que por las características de la red podemos terminar con aplicaciones forjadas o comprometidas que una vez instaladas en nuestro equipo filtraran nuestra información o nos pueden causar un mal funcionamiento.


Educación y prevención


Este es el punto más importante, no importa cuánto invirtamos en aplicaciones de seguridad o que tan robusto sea el sistema operativo que manejamos, si un usuario no está consciente de los riesgos y las mejores prácticas para evitarlos, seguramente acabará todo en un problema.

Es por ello que si somos los responsables de tecnología debemos dedicar un tiempo adecuado a enseñar los procedimientos y las consecuencias de no seguirlos a los usuarios, sobre todo a los de las áreas no relacionadas directamente con tecnología para de esta forma evitar inconvenientes relacionados a nuestra seguridad digital.

TE PUEDE INTERESAR

ÚLTIMAS NOTICIAS


1 Comentarios


Adrian Sanchez
nov 16 2014 18:11
Deberían enterarse de esto a todos, la gente nos pensamos que es el WiFi de casa y luego vienen los sustos.

gracias por el artículo, muy útil.
No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
Suscribirse