Cargando

Ir a contenido


Los portátiles más baratos de 2016

Encontrar un ordenador que cumpla todas nuestras expectativas es una tarea complicada. Existen multitud de modelos y muchas especificaciones ¿cómo saber cuál comprar? Si tienes un presupuesto ajustado pero no quieres renunciar a un portátil que te ofrezca buenas prestaciones, no te pierdas nuestra elección de portátiles low cost para este 2016.

Síguenos!

Comentarios Recientes



¿Necesitas un laptop de buen rendimiento, pero tu presupuesto es de unos 400 euros? Aunque a primera vista parece una misión imposible, es posible hacerse con un ordenador portátil de bajo coste con una configuración tan buena como una del doble de precio.

 

La diferencia está en (muchos casos) la oportunidad: los modelos descatalogados y de la temporada anterior suelen hallarse con muy buenos descuentos y con una configuración tan sólida como la de los nuevos modelos. Pero al final de clave está en el ojo analítico del comprador.

 

En busca de un portátil low cost


Las gangas de la temporada anterior
No es extraño que los fabricantes de portátiles presenten nuevos modelos sin grandes variaciones en la configuración; algo que devalúa los modelos anteriores que son casi idénticos a los nuevos…Pero, desde luego, buscar un ordenador barato de esta manera es someterse a una ruleta al capricho de los fabricantes que no siempre da buen resultado, pues los precios cambian sin aviso previo y los modelos que se ofertan lo están en un número de piezas limitada. Por ejemplo, el Toshiba Satellite L50-CBT2N22 y el Acer E5-573G-52G3 son dos modelos del 2015 desplazados por sus nuevos modelos con las mismas especificaciones que sus herederos, pero con un precio que ronda los 350 euros… si el usuario puede dar con ellos.

 

En el caso del Acer E5-573G-52G3 hablamos de una CPU Core i5-5200U, con 8 GB de RAM y un 1 TB de almacenamiento. Una verdadera ganga por una gran configuración.

 

La leyenda de los 600 euros
Si el usuario acude a una tienda especializada le podemos asegurar que los dependientes van a decir que es imposible encontrar un buen rendimiento y una buena configuración de hardware por menos de 600 euros. Esto es: equipos con un procesador i3 o i5 Intel Core o mejor, con más de 4 GB de RAM, por lo menos un disco duro de 500 GB y una pantalla de 15,6 pulgadas.

 

¿Es, entonces, una misión imposible encontrar un buen portátil por menos de 400 euros?
No necesariamente. Lo primero que el usuario debe saber son cuáles son los aspectos que definen una mínima buena configuración, y luego qué ordenadores se la ofrecen con un precio de lista fijo inferior a los 400 euros. Modelos que no abundan, pero que existen, y no demandan que el usuario se olvide del buen diseño y de una larga vida útil.

 

Nuestro primer consejo: no te resignes a una low low cost
No es nada difícil hallar equipos en la franja de los 100 y 200 euros (por ahí rondan algunos que replican las prestaciones y tamaño de los infames netbooks), y nuestro primer consejo es que el usuario huya de ellos. Se trata de modelos que apenas cumplen con las funciones básicas de usabilidad, navegación web y un muy limitado espectro de programas y aplicaciones. Su gran defecto es que, demás, quedan desfasadas al poco tiempo, y terminan por ni siquiera poder arrancar al poco tiempo… en ocasiones a los pocos meses.

 

Es preferible que el usuario junte un par de cientos de euros más y se haga con un portátil tan potente como para hacer de casi todo durante al menos un par de años.

 

¿Qué son esas cosas que un buen ordenador portátil barato debe hacer? Navegación web, correr ofimática (de Word a Excel), edición de fotos, streaming de vídeo y juegos de gráficos medios como Minecraft o DOTA 2.

 

¿Portátil o tableta?
El usuario con un presupuesto modesto se verá inclinado a hacerse con una tableta de buen rendimiento por el mismo precio que un ordenador de 400 euros. Sin embargo, de no contar con un portátil como dispositivo principal, no lo recomendamos. Además de que por ese precio conseguirá un ordenador con una pantalla mucho más grande que la de una tableta del mismo segmento, un ordenador significa un único sistema que puede manejar un rango de utilidad mucho más amplio que el de una tableta.

 

Las tabletas son fáciles de transportar, pero los modelos más económicos tienen configuraciones muy limitadas. Si el usuario necesita sólo un dispositivo secundario para realizar navegación web, revisar correo electrónico, ver videos en línea y chatear, una tableta puede ser mejor opción que un ordenador portátil.

 

Pero si el usuario requiere de la realización de labores productivas como confeccionar una hoja de cálculo o editar una foto, invitamos al usuario a que compre un ordenador puro o un híbrido.

 

 

Elementos en los que te debes fijar


Los aspectos en que se debe resignar el usuario
Para mantener el precio bajo de una portátil, los fabricantes tienen que hacer concesiones en algunos de los componentes, lo que va a limitar algunas de las prestaciones del equipo: un portátil precio de menos de 400 euros no puede ser potente y portable, ofrecer una pantalla de alta resolución ni una larga duración de la batería. El usuario debe ser realista en este aspecto: un buen ordenador de bajo precio cumplirá cabalmente con una serie de tareas, pero no con todas.

 

En este sentido una buena idea es que el usuario sea bien consciente de las necesidades que quiere privilegiar, y que busque aquel que responda a estos requisitos concretos ante todo. Debe concentrarse en encontrar la combinación perfecta de configuración, potencia y precio.

 

Los aspectos a los que no debe renunciar el usuario
El usuario nunca va a ser capaz de encontrar el portátil que sea a la vez perfecto y económico. Tiene que hacerse a la idea de que un laptop barato tiene limitantes, pero también fortalezas. Un gran portátil de bajo presupuesto tiene una relación de mayores beneficios que inconvenientes.

 

Aquí vamos a enumerar los requisitos mínimos el usuario debe demandar en un equipo barato:
  • Procesador Intel Core i3 Broadwell o CPU i5
  • Memoria RAM de 4 GB o superior
  • Almacenamiento de 500 GB o superior
  • Duración de la carga de la batería: 5 horas
  • Conectividad 802.11ac Wi-Fi
  • Pantalla con resolución de 1366 × 768 píxeles
No es ilógico esperar a que un portátil de 400 euros contenga esta configuración, que se podrá usar de manera eficiente durante un par de años.

 

Un consejo: evita que te den un procesador Haswell como parte de una configuración económica. Se trata de la generación más antigua de Intel. Acepte, en cambio, la generación Broadwell, que ofrece un mejor rendimiento y duración de la batería.
Los portátiles con procesadores AMD pueden ser más baratos que los que funcionan con una CPU Intel, pero se quedan atrás con mayor rapidez ante los requerimientos básicos de programas y navegadores, y son más lentos.

 

 

¿Por qué una RAM DE 4 GB como mínimo?
Windows necesita al menos 4 GB de memoria para funcionar bien. Un ordenador portátil que tiene 6 GB u 8 GB de memoria será más rápido y fluido en su trabajo, Un portátil de uso general logrará ser eficiente por varios años si tiene un mínimo de 8 GB de RAM .

 

La importancia de la conectividad 802.11ac Wi-Fi
Un portátil debe poseer el protocolo Wireless-N 802.11ac Wi-Fi, pues de otra manera sólo podría soportar el Wi-Fi en la banda 2,4 GHz, con lo que se corre el riesgo de la interferencia inalámbrica o de una velocidad de conexión muy limitada. Con este protocolo Wireless el ordenador se puede conectar en la franja que va de 2,4 Ghz a 5,4 GHz.

 

 

Mejor navegación web y aplicaciones online

5. Chromebook: la opción más segura

 

 

Un Chromebook es, sin lugar a dudas, una de las mejores opciones cuando se trata de hacerse con un ordenador portátil de bajo presupuesto si lo que el usuario va a a utilizar principalmente es la navegación web y las aplicaciones en línea.
La razón es la siguiente: este ordenador no usa un sistema operativo Windows, sino uno diseñado expresamente por Google para ser ligero y eficaz en el trabajo online.

 

El Chromebook pesa 900 gramos y tiene la mejor pantalla de su franja (con una mayor resolución), y ofrece hasta el doble de la duración de la batería que los portátiles lowcost. Es una gran alternativa si el usuario sólo necesita un dispositivo fácil de transportar, para comprobar su correo electrónico y navegar en la Web.

 

También se puede considerar para realizar labores productivas en la suite ofimática de Google u otras aplicaciones Web. El Chromebook tiene poca RAM y muy poco espacio de almacenamiento. Esto se debe a que en lugar del SO ejecuta sólo un navegador web.

 

La ventaja de esto es que se sienta tan rápido y eficiente en su trabajo como un ordenador portátil con SO completo.

 

La mejor relación calidad-precio

4. Toshiba Satellite L50-CBT2N22

 

 

Sin lugar a dudas este ordenador portátil de Toshiba es el mejor portátil con un precio de lista por debajo de los 400 euros (o un poco más). Su configuración por defecto es mucho mejor que la de muchos laptops que le doblan el precio. Tiene un rendimiento sorprendente, y su duración de la carga de la batería rebasa las seis horas en uso intenso. Cuenta con 802.11ac Wi-Fi. Funciona muy bien con Windows 8.1 y Windows 10. Su RAM es de 8 GB) y su almacenamiento de 1 TB.

 

El L50-CBT2N22 llega con una CPU Core i3-5005U y una unidad de óptica DVD. Su pantalla es de 15,6 pulgadas. Pesa 2 kilos y medios, en lo que reside su mayor debilidad: no es tan portátil como se podría desear. El otro s su audio: los altavoces carecen de graves, y se encuentran justo encima del teclado, con lo que el sonido se proyecta hacia arriba, lo que al menos hace al audio claro.

 

El mejor portátil de bajo coste de Toshiba cuenta con dos puertos USB 3.0, puerto USB 2.0, puerto HDMI, Fast Ethernet (100 Mbps), y un lector de tarjetas SD.

 

Pantalla táctil por debajo de los 400 euros

3. HP 15-ac185nr

 

 

Este portátil de HP queda en un honroso tercer puesto debido a que tiene el mismo procesador que el Toshiba Satellite L50-CBT2N22, pero con sólo 6 GB de memoria RAM. Esto lo hace un poco más lento que el de Toshiba, pero no es significativa al momento del uso diario.

 

También tiene una pantalla de 15,6 pulgadas con una resolución de 1366 × 768 pixeles. Su segundo pero es que sólo tiene 250 GB de espacio de almacenamiento inferior. Otra desventaja es que dispone de una conexión Ethernet de 100 Mbps, pero sólo puede conectar con redes Wi-Fi de 2,4 GHz, lo que puede reducir la velocidad del Wi-Fi a la mitad. Su batería sólo rinde 2 horas, 46 minutos en uso intenso.

 

A su favor hay que decir que el HP 15-ac185nr está construido en con una delicada textura que le da un atractivo aspecto a su cubierta. Además, es el único modelo económico que cuenta con una pantalla táctil.

 

Este panel TN ofrece una calidad de imagen decente, con pocos ángulos de visión. Lo que se compensa con la posibilidad de trabajar directamente en la superficie de la pantalla.

 

El 15-ac185nr posee dos puertos USB 2.0 y un puerto USB 3.0, además de un puerto HDMI, un puerto Fast Ethernet, un lector de tarjetas SD multiformato, y una unidad óptica de DVD / RW.

 

La mejor resolución de pantalla

2. Asus-f555la-500

 

 

Cualquier experto puede afirmar que es casi imposible encontrar una pantalla de buena resolución por menos de 600 euros… pero no es así. Este modelo de Asus llega con un excelente monitor de 15,6 pulgadas a 1080p, con una resolución de 1920 x 1080 pixeles. Una pantalla brillante, profunda en sus detalles y con una gran variedad de ángulos de visionado. Y no es todo lo que este modelo tiene para ofrecer: un excelente y elegante diseño, espacioso y sensible teclado (incluyendo numérico), unidad óptica de DVD para lectura y escritura. Además posee uno de los mejores audios que se han escuchado en un ordenador.

 

Su desventaja es que le anima un procesador A Core i3 CPU con sólo 4GB de RAM. Una configuración que, sin embargo, es suficiente para el streaming de vídeo, la navegación y un uso moderado de la ofimática y edición de fotos y vídeos.

 

El mejor Híbrido: mención honorífica

Dell Inspiron 11 3000

 

 

No hay razón alguna para que el usuario con un presupuesto modesto se quede sin un 2 en 1. Por menos de 500 euros se puede hacer con uno de los mejores híbridos en tableta/laptop: el Inspiron 11 3000 de Dell.
Hay que hacer una concesión en cuanto a este modelo si se desea poseer una pantalla brillante y colorida, un buen rendimiento, una notable duración de la batería y un diseño robusto y atractivo. Y esta es que este ordenador sólo mide 11 pulgadas.

 

Fuera de ello, esta pantalla ha sido señalada como una de las mejores del mercado, sensitiva y de gran profundidad, que no se cuelga ante varias ventanas abiertas o vídeos HD.

 

Aunque está por debajo de nuestras expectativas en lo que se refiere a configuración (con un procesador Intel Pentium N3530, con sólo 4 GB de RAM y 500 GB de almacenamiento), lo cierto es que tratándose de un equipo muy portátil proporciona el rendimiento y el almacenamiento que se necesita en este tipo de dispositivos.

 

Posee un cuerpo de plástico con un acabado mate y plata, con una acabado anti-huellas y un suave contorneado. Tiene tres puertos USB (uno de los cuales es compatible con USB 3.0), un puerto HDMI, una salida de auriculares y micrófono, y un lector de tarjetas SD.

 

Su pantalla táctil de 11.6 pulgadas tiene una resolución de 1366 x 768 pixeles, panel IPS, capaz de 308 nits de brillo.
Un punto a destacar de este 2 en 1 es que su procesador corre a 2,16 GHz. Este Intel Pentium CPU N3530 hace a este Inspiron un 35 por ciento más rápido que el promedio de los 2 en 1.Su batería rinde hasta 6 horas y 42 minutos en uso intensivo (o visionado de vídeo HD). Corre con Windows 8.1.

 

La mejor ganga

1. Lenovo Ideapad 100 S

 

 

Se trata de uno de los equipos mejor valorados en el último tramo del 2015, que no sólo es un buen ordenador portátil para usuarios de necesidades básicas; además es el de precio más bajo de su franja.

 

Ofrece una batería de larga duración en su carga, un bello diseño atractivo, una pantalla con; ángulos de visión amplios, y un teclado grandes con sólida retroalimentación. No sólo corre con Windows. Además, por su precio de menos de 200 euros, incluye Office 365.

 

Con una de las mejores duraciones de batería (9 horas de uso intenso o visionado de HD), sus desventajas incluyen una pantalla de sólo 11,6 pulgadas, un rendimiento muy modesto y un touchpad torpe.

 

Hay que precisar que su diseño se ve muy bien, y no sufre de un aspecto batato. Todo lo contrario: es elegante en cada uno de sus colores a elegir (rojo, azul, gris o blanco). Su acabado mate negro da un mayor acento al color , y es resistente a las huellas dactilares.

 

Mide 11.5 x 7.95 pugadas, con un grosor de x 2 centímetros, y pesa 2 kilos. Este Lenovo se puede considerar una cloudbook, pues ofrece su espacio de almacenamiento en la Nube, y destina sólo 32 GB de espacio interior. 17GB libres y el resto absorbido por Windows 10. Se puede ampliar con una tarjeta microSD de bajo costo hasta 64 GB. Se ofrece hasta 1 TB de almacenamiento en la Nube gracias a la suscripción de Office 365.

 

Su pantalla de 11,6 pulgadas tiene una resolución de 1366 x 768 pixeles. Ofrece una buena calidad de imagen, con amplios ángulos de visión. Tiene salida HDMI, un conector de audio y un lector de tarjetas microSD. Además incluye dos puertos USB 2.0.

 

Una de sus desventajas es que opera a 1,33 GHz gracias a un procesador Intel Atom Z3735F CPU con sólo 2 GB de RAM. Este Ideapad 100S tiene un rendimiento suficientemente bueno para navegar en la Web, hacer edición de documentos, ver películas en streaming y una buena sesión de multitarea.

 

Uno de sus grades bazas es la duración de la carga de su batería: hasta nueve horas de uso intenso o visionado de vídeo HD. Y todo por menos de 200 euros…

 


TE PUEDE INTERESAR

ÚLTIMAS NOTICIAS


Sin comentarios, sé el primero en realizarlo!

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
Suscribirse