Cargando

Ir a contenido


Refrescar la imágen de nuestra marca

L a necesidad de una imagen atractiva y que cause impacto es algo comprobado, ya sea en físico o en la web, un buen logo puede hacer que nuestra marca sea reconocida sin necesidad de tener que presentarnos.

Síguenos!

Comentarios Recientes



Muchas veces ya nuestro logo tiene una cantidad de tiempo en el mercado y queremos actualizarnos o tal vez nuestra imagen no esté muy bien vista en la web por algún inconveniente, en cualquiera de los casos nos toca un refrescamiento de imagen.

Dicho refrescamiento no es algo que debemos tomar a la ligera, de hecho es uno de los cambios más delicados y complejos que puede experimentar una marca que ya tiene cierto reconocimiento, ya que al cambiar la imagen debemos tener un objetivo, ya sea internacionalizar el mercado, enfocarnos en un nuevo nicho de mercado, ya sea gente más joven o adulta, en fin muchas variables afectan este proceso.


Hacerlo en Casa


Es muy probable que si no tenemos un departamento de diseño o un director de arte e imagen, caigamos en la tentación de hacer nuestro propio logo, esto cobra más fuerza cuando se solicitan los presupuestos y vemos que por el diseño se nos pueden ir unos cuantos cientos o tal vez miles de dólares.

¿Buena idea?
A pesar de la dificultad del presupuesto, no es buena idea hacer nuestro propio logo a menos que tengamos un departamento de diseño gráfico y arte especializado en la materia, ya que un especialista nos da la garantía que cada elemento de nuestra pieza tiene un rol importante en nuestra nueva imagen.


Es importante entonces tomar las previsiones que podamos identificar, de esta forma el proceso de refrescamiento de nuestra imagen puede darse mucho más fluido y con menos problemas.

Factores a Tomar en Cuenta

  • Debemos mantener simpleza y no divorciar la nueva imagen de las características que hacen reconocible a nuestra marca, es decir, a menos que vayamos a cambiar de ramo, no debemos destruir nuestra vieja imagen.
  • Podemos lanzar una campaña sondeo, con algunas ideas de la nueva imagen a nuestra audiencia, con ello podremos captar opiniones que pueden ayudarnos a enderezar el rumbo o tal vez reforzar nuestra idea inicial.
  • El cambio debe ser gradual, un cambio total puede espantar a nuestra a audiencia o clientes, por ello debemos enfocarnos en ir poco a poco y cambiar uno o dos elementos sin que nuestra esencia se pierda, con ello podremos mostrar un signo de avance y progreso.
  • Es muy importante comunicar el cambio tanto a nuestros clientes como a nivel interno en nuestra organización, refrescar todos los materiales, que no quede ningún empleado ni ningún cliente sin recibir una notificación del cambio.
Vemos entonces que hacer un refrescamiento de imagen no es un proceso sencillo como cambiar dos colores de nuestro logo, es algo que debe planificarse y que debe cumplirse con un cronograma muy exacto, de esta forma evitamos malos entendidos y potenciamos el alcance de nuestra marca, dando a conocer al mundo que seguimos evolucionando.

ÚLTIMAS NOTICIAS


Sin comentarios, sé el primero en realizarlo!

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
Suscribirse