Cargando

Ir a contenido


Keyword density: qué es y cómo calcularla

Entiende el significado de Keyword density y porque debemos tenerlo en cuenta o no para tener un buen SEO en nuestra web. Además vamos a valorar porque no es el único factor que debemos tener en cuenta para el posicionamiento.

Síguenos!

Comentarios Recientes



Si alguna vez has investigado o tenido una conversación acerca de SEO (optimización para motores de búsqueda) para tu página web, seguro te has encontrado con la frase “keyword density” en algún punto. Keyword density, o densidad de la palabra clave, es un término usado en SEO para referirse a la cantidad de veces que una palabra o frase clave aparece en una página.

 

En el pasado, este factor era mucho más importante y tenía un mayor efecto en cómo te posicionabas en los motores de búsqueda. Pero con los cambios y mejoras que han tenido los motores de búsqueda en los últimos años y con la evolución del uso de internet por parte de las personas, las mejores prácticas de SEO también han tenido que evolucionar, incluyendo el concepto de keyword density.

 

Qué es keyword density


Lo primero de todo es definir lo que significa y conocer algo más acerca de su historia. Keyword density es la frecuencia con la que un término de búsqueda aparece dentro de un texto en relación con la cantidad de palabras que ese contenido posee. Por ejemplo, si esa palabra clave aparece 4 veces en un texto de 200 palabras, la keyword density sería de 2%.

 

A finales de la década de 1990, cuando estaba comenzando el boom de los motores de búsqueda, la keyword density era un factor muy importante para determinar cómo se posicionaba una página. Dentro del contexto de la optimización para motores de búsqueda, la densidad de la palabra clave podía usarse como un factor para determinar si la página era relevante para ese término de búsqueda.

 

Sin embargo, a medida que los administradores de los sitios web se dieron cuenta de este “secreto”, comenzaron a implementar una keyword density óptima en todas sus páginas. De esta forma, se convirtió en una práctica común y poco a poco se fue convirtiendo en un factor de menor importancia para obtener buenos rankings.

 

Los motores de búsqueda comenzaron a dar mayor importancia a otros factores hasta que hoy en día, el exceso de uso de palabras clave (una práctica conocida como “keyword stuffing”) más bien puede causar que tu página sea penalizada y baje su posicionamiento. Es por ello que se considera que la densidad óptima de palabras clave se encuentra entre 1 y 3%. Un porcentaje mayor puede considerarse como spam en las búsquedas.

 

Cómo calcular la keyword density


Hay una fórmula básica para calcular tu porcentaje de keyword density, y ya lo adelantamos más arriba. Simplemente debes contar la cantidad de veces que tu palabra clave aparece dentro de tu contenido (llamémoslo cantidad de veces de keyword o CVK), dividir ese número entre la cantidad total de palabras que tiene el texto (CPT) y dividir entre 100 para obtener el porcentaje:

 

FÓRMULA 1
(CVK / CPT) * 100

 

Esta fórmula dará como resultado la keyword density de la página que estás analizando. Si has agregado otras etiquetas html que no aparecerán dentro del texto una vez esté publicado, no las cuentes dentro de tu CVK.
Si quieres calcular la keyword density de una frase de varias palabras, la fórmula sería:

 

FÓRMULA 2
{(CVK * CPK)/CPT} * 100

 

Donde CPK se refiere a la cantidad de palabras que tiene la frase clave.
Por ejemplo, si el keyword es “ropa de mujer” y se usó 5 veces en un texto de 458 palabras, la fóruma quedaría así:

 

{(5*3)/458}*100 = 3,27%

 

Aunque realmente, esto sería inflar artificialmente la keyword density. Mi recomendación es usar siempre la fórmula 1. Es decir, contar la cantidad de veces que aparezca la keyword, y si esta está conformada por varias palabras, igual contarla como una sola entidad. Así, cada vez que aparezca la frase “ropa de mujer”, la contaré como una sola palabra clave y no 3.

 

Hora de ponerse serios con el concepto de keyword density


Después de haber explicado todo esto, es importante resaltar que a pesar de ser una métrica a tomar en cuenta no debe ser la más importante bajo ningún concepto. Hay personas que todavía piensan que mientras más veces aparezca una keyword en un contenido, más alta es su keyword density para ese término. Y mientras más alta la densidad, más relevante será ese contenido para esa keyword.

 

Vista de esta manera, la keyword density es una métrica simplista que mide la proporción keyword/texto total. Pero esta proporción no toma en cuenta la keyword density de otras páginas que están compitiendo por rankear con ese mismo término de búsqueda.

 

Como solución, muchos proponen buscar esas otras páginas que están intentando posicionarse con el mismo término que tú, analizarlas y luego ajustar tu keyword density para que sea mayor, pero esto es un error. Podría ser una estrategia que funcionaba hace unos años, pero hoy en día no es la más exitosa. Todo lo contrario: forzar el uso de una palabra clave dentro de un texto hace que el contenido se pueda volver prácticamente ilegible, puede restarte credibilidad, puede molestar a tus visitantes y en última instancia hacer que la gente se salga de tu página y no quiera visitarte más.

 

Piénsalo, seguro te has encontrado con sitios así, que en un intento por alcanzar una densidad de palabra clave milagrosa terminan publicando textos que son difíciles de leer y se ven como spam. Al final del día, la legibilidad y la usabilidad terminan pesando más. Cuando estas se ven afectadas, lo que más sufre es la credibilidad de tu página y las potenciales conversiones.

 

Si los motores de búsqueda fueran tan simples, lo único que tendrías que hacer para que tu página se posicionara bien y fuera vista como relevante para un término de búsqueda, sería repetir una y otra vez tu palabra clave. Y si hicieras esto, ¿dónde quedaría la calidad del contenido?, ¿qué valor real aportaría?

 

Tips para un buen posicionamiento, más allá de la keyword density


Ya que sabemos que los motores de búsqueda no son tontos, es hora de tomar en cuenta más factores como la posición de la palabra clave dentro del texto, su distribución dentro de la narrativa, y cuántas otras páginas existen que son relevantes para tu keyword.

 

Otros factores a considerar son los links internos, estructura del sitio, cuánto tiempo pasan los usuarios en tu sitio, back links, desde hace cuánto eres dueño del dominio, etc. Frente a todos estos factores, la keyword density es una métrica no tan importante.

 

Al escribir contenidos de calidad, surgirá un patrón natural de palabras clave, verbos, sinónimos, pronombres y preposiciones. Allí se encuentra el significado y valor real de tu texto. Por ejemplo, si tu keyword es “Pascua”, tu artículo puede referirse a la celebración religiosa, al conejo de pascua, o a la Isla de Pascua. Es lo que rodea a la palabra en cada texto lo que ayuda a definir el contenido. Si solo contáramos cuántas veces aparece la palabra “pascua” en una página no sabríamos de qué se trata el texto. Entonces asumamos que estás haciendo un artículo sobre la Pascua en Estados Unidos, y te has asegurado que tu keyword esté en todos los lugares correctos: título de la página, url, meta tags, etc. Habiendo cubierto todas las bases, aún hay algunas mejoras que puedes hacer en el texto.

 

Búsquedas semánticas


Ahora Google funciona con lo que se llama búsqueda semántica. Este tipo de búsqueda funciona bajo los principios de la semántica del lenguaje. A diferencia de los típicos algoritmos de búsqueda que existían antes, la búsqueda semántica toma en cuenta el contexto, el significado y la intención de la frase buscada. También incorpora la ubicación, sinónimos del término, tendencias actuales, variaciones de palabras y otros elementos naturales del leguaje como parte de la búsqueda.

 

Para mejorar tu texto, toma en cuenta palabras semánticamente relacionadas con tu keyword. Una vez las encuentres, puedes asegurarte de incluirlas orgánicamente dentro de tu texto… En muchos casos es posible que ya formen parte del contenido que has desarrollado, y si no lo son, tampoco debería ser tan difícil incluirlas.

 

Conclusión
Lo mejor es no obsesionarse con la keyword density. Pon tu foco en lograr un texto que se sienta natural y sea fácil de leer. De esta manera, lograrás la keyword density apropiada de forma orgánica.
Los motores de búsqueda actuales son mucho más inteligentes de lo que creemos, y no servirá aplicar métodos de SEO tan básicos. Un enlace que apunte a tu web con un buen texto de ancla puede hacer más por ti que una página con perfecta keyword density. Enfócate más en generar contenido de calidad, en tener una estructura de página apropiada, y en aplicar una buena estrategia de link building ¡y lograrás posicionarte mejor en los motores de búsqueda!


ÚLTIMAS NOTICIAS


Sin comentarios, sé el primero en realizarlo!

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
Suscribirse