Cargando

Ir a contenido


¿Valen la pena los falsos seguidores en Twitter?

C uando iniciamos un nuevo perfil de una marca o un producto, podemos caer en la provocación de creer que mientras más seguidores tengamos es mucho mejor, para ello intentamos obtener seguidores con los métodos no orgánicos, es decir, compramos seguidores .

Síguenos!

Comentarios Recientes



Este enfoque puede verse como un camino corto al éxito, pero nada más lejos de la realidad, porque a pesar que nuestro nuevo perfil puede verse genial con unos miles de seguidores en pocos días, la realidad es que ninguno de estos seguidores va a aportar una conexión ni un enganche real con nuestra marca o producto.

Lo que realmente cuenta es el nivel de enganche de nuestros seguidores, con ello podremos lograr una viralidad sin precedentes, por ejemplo tenemos un perfil con 5000 seguidores de los cuales unos 400 son orgánicos, si estos 400 son activos en compartir nuestro contenido y nos generan referidos es mucho más benéfico que los 4600 restantes.

Cuestión de Imagen

 
Existen niveles de equilibrio que debemos mantener, si bien es cierto que los seguidores realmente enganchados con nuestro perfil son más benéficos, hay un aspecto aún que debemos tomar en cuenta y es la imagen.

Sí, aunque se vea como algo superficial, hay un aspecto que no muchas veces es tomado en cuenta a la hora de evaluar nuestra cuenta, si pensamos que los seguidores falsos no sirven de mucho cuando estamos hablando de enganche, a nivel de imagen si nos pueden dar una pequeña ventaja.

Esta ventaja viene dada del aspecto, luce mejor un producto con 5000 seguidores que con 400 a pesar que no todos estén enganchados.

¿Qué Debemos Hacer Entonces?

 
Parece una contradicción si primero decimos que los seguidores falsos no son buenos, pero luego decimos que ayudan; realmente podemos preguntarnos cuál es la mejor opción. Bien, para ello no hay una respuesta concreta, todo depende de nuestros objetivos y nuestro presupuesto.

La parte económica es lo que viene a darnos como los límites de que es lo que podemos y no hacer, conseguir enganche pasa por crear contenido, lazos emocionales, viralidad. Comprar seguidores es cuestión de utilizar fondos para obtener gente a nuestra cuenta.

Seguidores orgánicos
Si queremos generar una estrategia donde no dependamos de la compra de seguidores, debemos seguir las siguientes recomendaciones de forma que podamos dar un paso inicial en el mundo de las redes sociales.


Identificar Nuestro Target

 
Todo pasa por tener un objetivo, al tener el objetivo debemos identificar a quienes debe ir dirigido, debemos aprender el comportamiento de nuestra audiencia, saber que edades pueden tener, su nivel intelectual y otros intereses.

Con ello en mente tendremos una cantidad de conocimiento de a quién va dirigido nuestro perfil y de esta forma podremos saber cómo presentar nuestras ideas.

Crear Contenido Atractivo

 
Si ya sabemos los datos demográficos, debemos entonces generar un contenido que sea atractivo, no es lo mismo presentar un producto para una persona de 40 años que presentarlo a una de 20 años, ambos extremos tendrán intereses comunes, pero la forma en que podemos captar su atención es diferente.

Al momento de elaborar el contenido debemos hacerlo pensando muy bien en lo que le llamará la atención a nuestro target, para ello podemos apoyarnos con estudios de mercado.

Conectar, Enganchar, Vivir

 
El último paso es el más difícil, pero una vez logrado es el que nos reporta mayor beneficio, debemos conectar y hacer que nuestros seguidores se enganchen, hay que llevarlos a sentir pasiones solo con nuestro contenido, con nuestra imagen.

Crear la necesidad que tengan que revisar nuestro perfil diariamente para encontrar cosas de interés, cosas que valga la pena, que comenten con sus amigos, una vez logramos esto ya podremos tener una base exitosa.

TE PUEDE INTERESAR

ÚLTIMAS NOTICIAS


Sin comentarios, sé el primero en realizarlo!

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
Suscribirse