Cargando

Ir a contenido


Utilizar la nube para trabajar

La nube llegó para quedarse, es un término que escuchamos a diario, sobre todo si trabajamos en tecnología. El problema es que muchos utilizan el servicio sin tener en consideración como sacarle el provecho para su trabajo, simplemente se suben a la tendencia porque escuchan algunas de sus bondades sin entenderlas.

Síguenos!

Comentarios Recientes



Una implementación de servicios en la nube requiere mucho más que conseguir un proveedor que nos ofrezca un buen precio y una garantía, o tal vez una aplicación que se ajuste a algunos de nuestros procesos. El uso de la nube va más allá y como tal debemos ver que tenemos que tomar en consideración para poder utilizar todo su potencial en nuestro entorno laboral. Ya muchas empresas realizan trabajo de forma remota y en eso la nube ha servido de mucho.

Construir nuestro software pensando en la nube
Lo primero que debemos empezar a hacer es construir todo nuestro software con la nube en mente, es decir, hacer que sus interfaces y sus procesos puedan involucrar servicios de nube. Con ello las transiciones hacia este tipo de trabajo van a ser menos forzadas. Hay que evitar casarnos con un proveedor en particular, debe ser lo más genérico posible de forma que podamos adaptarnos a cualquier proveedor o nuevas formas de servicios en la nube que surjan en el futuro.


Analizar los datos en tiempo real
Debemos tener un sistema que nos permita analizar los datos de uso en tiempo real, además de hacer un monitoreo del contenido que pueda interesar a los usuarios de la nube. Por ejemplo una herramienta que nos alerte cuando los documentos que hemos marcado como en uso han sido modificados; o tal vez una herramienta que nos indique cuantas horas los miembros de un departamento han invertido en el uso del servicio en un lapso determinado.


Tomar en cuenta el tiempo de transmisión de datos
A pesar que la nube está hecha para que se vean de forma inmediata en cualquier parte del mundo los cambios que almacenamos, hay que tomar en cuenta los tiempos de actualización de dichos cambios. Por ejemplo descargar una base de datos procesarla y volverla a sincronizar con la nube puede ser un trabajo no tan veloz como parece. Este aspecto debe ser considerado para poder entender que a pesar que podremos trabajar en cualquier parte del mundo con conexión a Internet, no quiere decir que hemos desaparecido los tiempos de carga y descarga.


Escalabilidad en el tiempo
Es muy importante que nuestros servicios puedan ser escalados tanto hacia una mayor demanda como hacia una menor demanda de uso, esto nos ayudará a reducir costos y también a no desperdiciar recursos al sub-utilizarlos, o a trabajar de forma inadecuada por no poder aumentar nuestro poder de computo. Por ello al elegir proveedores debemos tener en cuenta este aspecto.


Aquí tenéis otros criterios para la elección de un servicio de nube.

El uso de la nube no es muy complejo de entender, pero las características de su operación requieren de un mayor tiempo de análisis, sobre todo si queremos que se adecue a nuestra forma de trabajar, dependiendo del tamaño de nuestra operación inclusive necesitemos servicios hechos a medida, sin embargo los costos también serán relacionados a lo que estemos dispuestos a personalizar. Si lo que queréis es un servicio de Datos en la nube, aquí tenéis comparación entre varios proveedores.

TE PUEDE INTERESAR

ÚLTIMAS NOTICIAS


Sin comentarios, sé el primero en realizarlo!

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
Suscribirse