Cargando

Ir a contenido


Mitos acerca de trabajar desde casa

La tecnología como tendencia se ha ido esparciendo por todos los ámbitos de nuestra vida, desde la educación, al ocio, como también al trabajo, este último ha sufrido muchas transformaciones para aprovechar las nuevas tecnologías que hacen que trabajar desde casa sea algo viable.

Síguenos!

Comentarios Recientes



Sin embargo el trabajo desde casa tiene también sus detractores quienes han creado algunas opiniones contrarias a llevar la actividad desde el lugar de residencia del trabajador, vamos a ver algunas cosas qué se dice del trabajo en casa y como realmente son.

Trabajar en casa es trabajar desde el sofá


Esta primera opinión no es del todo cierta, si bien un sofá es un mueble muy cómodo, los trabajadores hogareños raramente utilizan este espacio como lugar para efectuar sus actividades, la ergonomía laboral cuenta y esta percepción errada puede llevar a confusiones, imaginemos pasar 8 horas con una portátil desde el sofá, si no necesitamos un masaje luego habrá sido un logro.

El trabajo desde casa no significa que vamos a trabajar desde una cama o un sofá, significa no tener que desplazarse a una oficina a realizar las actividades, por lo que debemos buscar un espacio acorde para ello.

Al trabajar en casa no existen horarios


Este es un mito que se ha extendido de gran manera, si bien no hay un horario de oficina que cumplir, dependiendo del tipo de trabajo que realicemos vamos a tener que estar disponibles en algunas horas del día para tomar llamadas, responder correos o tener video conferencias.

Además si tenemos un cronograma de entrega justo es probable que utilicemos el horario de oficina normal y un poco más de tiempo, el que no tengamos que ir a una oficina no significa que no haya fechas de entrega.

Todos pueden trabajar desde casa


Todo depende del puesto y de la persona, además de las facilidades con las que se cuente en el hogar, es inútil trabajar desde casa si los recursos necesarios están en la oficina, como por ejemplo archivos físicos o elementos que no sean sencillos de transmitir por Internet.

El otro punto tiene que ver con el hogar en sí, si tenemos un espacio con poca privacidad o no contamos con una conexión a Internet adecuada, es posible que nos resulte mejor trabajar en la oficina, ya que podemos entorpecer nuestras tareas y actividades por elementos externos.

Personalidad
El último factor es la personalidad, si no somos organizados y no podemos crear un cronograma de trabajo que se pueda cumplir sin importar la ubicación lo más seguro es que fracasemos en este estilo de trabajo.


Como vemos el trabajo desde casa no es algo que sea más sencillo, como todo tipo de actividad tiene sus matices que debemos llevar de manera de poder cumplir fechas de entrega, hacer trabajo de calidad, y además mantenernos sanos, es muy fácil olvidar que debemos sacar tiempo para relajarnos, distraer la mente y estirar el cuerpo, mantener un balance entre lo personal y lo laboral cuando ambas cosas se llevan en el mismo espacio físico es un gran reto.

TE PUEDE INTERESAR

ÚLTIMAS NOTICIAS


Sin comentarios, sé el primero en realizarlo!

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
Suscribirse