Cargando

Ir a contenido


Mejorar nuestro entorno de trabajo

C uando estamos empleados en algún lugar es inevitable que aparezcan problemas, esto es natural, sin embargo cuando empezamos nuestra jornada con incomodidad y alguna queja recurrente es hora de hacer ajustes para mejorar nuestro entorno.

Síguenos!

Comentarios Recientes



Es claro que un trabajador descontento baja su eficiencia y como personas responsables no deberíamos aspirar a ser uno más del montón, si no a mejorar y ser más efectivos, sobre todo en entornos tecnológicos donde la competencia es bastante amplia.

Hablando del tema tecnológico, hay varias cosas que podemos hacer para mejorar nuestro entorno laboral y disminuir nuestras quejas diarias, dándonos así una mejor vida laboral y mayores satisfacciones personales.

Organizar nuestros archivos


Esto es lo primero que debemos hacer de forma que siempre tengamos a mano lo que necesitemos para trabajar, gracias a los últimos avances en almacenamiento de archivos tenemos muchas fuentes de donde obtener nuestra información.

Debemos entonces hacer un mapa de nuestra estructura y ahí identificar nuestros recursos, de esta manera reduciremos el tiempo que empleamos para localizar lo que necesitamos donde podremos terminar nuestras tareas antes, es importante seguir las convenciones de nombres y de ubicación que nos facilite el departamento encargado de esto.

Poner al día nuestro email


No hay nada peor que llegar un lunes y ver correos sin leer de la semana anterior, esto es algo que debemos corregir, para ello la clave y la estrategia que debemos seguir es borrar las cosas innecesarias, y responder lo urgente de manera inmediata, lo no urgente colocarlo en la agenda, la idea es de responder los correos hasta un máximo de 24 horas después.

Con esto logramos reducir la cantidad de correo sin leer, además que nuestros contactos verán la premura en nuestro tratamiento ganándonos así su buena voluntad. Otro beneficio que recibiremos es la disminución de la procrastinación con lo cual nuestras otras actividades se verán beneficiadas.

Mantenernos al día


Un empleo es un entorno social, por ello debemos mantener siempre nuestros oídos abiertos y comunicarnos abiertamente con nuestros compañeros y supervisores, una de las cosas que podemos hacer es buscar nuestra inclusión en los proyectos actuales, y siempre validar en que estatus va nuestro trabajo.

Rumores y novedades
También debemos ubicar a nuestro supervisor y tratar que nos diga el estado actual de nuestra unidad y siempre estar pendientes a las novedades, con esto podremos lograr saber si es necesario renunciar y buscar otro empleo o si por el contrario tenemos una buena oportunidad de desarrollo dentro de la compañía, también debemos estar atentos a los rumores que se generan, pero no darles excesiva importancia, de hecho si algo nos preocupa ir directamente a nuestro supervisor y hacerle ver nuestra preocupación y así obtener una respuesta oficial.


Si seguimos estas pautas, primero tendremos un día muy ocupado y productivo, con lo que el tiempo que tendremos para quejarnos será menor, y segundo podremos mejorar nuestro rendimiento, lo que nos puede conseguir mejores oportunidades e incluso un ascenso.

Debemos demostrar que estamos por encima de las circunstancias tomando cartas sobre el asunto, lo mejor para vencer la apatía es ser activos y esto en nuestro entorno laboral representa mucho, sobre todo a nivel de productividad y eficiencia.

TE PUEDE INTERESAR

ÚLTIMAS NOTICIAS


Sin comentarios, sé el primero en realizarlo!

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
Suscribirse