Cargando

Ir a contenido


Ganar la confianza del equipo de trabajo

Si queremos que nuestros proyectos salgan a tiempo y con una gran calidad hay factores que van mucho más allá de las metodologías y las tecnologías que debemos utilizar, casi todo se reduce a un asunto de confianza .

Síguenos!

Comentarios Recientes



Aunque parezca algo no relevante, si nuestros empleados o miembros de equipo no confían en nosotros como líderes, es muy probable que el proyecto no desarrolle su máximo potencial, dejándonos mal parados ante todas las expectativas que podamos haber llegado a generar.

Pero ganar la confianza no es un asunto sencillo, tenemos que seguir una cantidad de cosas que hagan que el empleado o miembro de equipo nos acepte a nosotros y a nuestro liderazgo, de forma que pueda depositar su máximo esfuerzo en pro de un objetivo global como lo puede ser nuestro proyecto.

Veamos algunos puntos que podemos utilizar para ganar la confianza del empleado:

Pedir su opinión y escucharla


Una de las primeras cosas que hacen que se forme una relación de confianza es solicitar la opinión de nuestro empleado, sobre todo en asuntos que le competen, pero más importante que pedir la opinión es escucharla y ponerla en práctica si vemos que va en la misma dirección que nuestros ideales y a la vez dejarle saber al empleado que su contribución fue tomada en cuenta, esto forma un vínculo que le permite al empleado dar sus ideas ya que sabrá que son escuchadas.

Explicar el porqué de las cosas


Otro de los puntos con los cuales podemos ganar la confianza es al explicar el porqué de nuestras decisiones, darle al empleado la oportunidad que se involucre al saber la historia y los motivos que llevan a tomar una decisión o la razón por la cual nuestro proyecto va por el rumbo que va. Al ser tomado en cuenta el empleado va a sentirse parte importante de la organización.

Aceptar las críticas


Debemos aceptar los puntos contrarios a nuestras decisiones permitiendo al empleado hablar con libertad, que nos dé su opinión sincera sobre por qué no le parece que el proyecto siga el rumbo que tiene, esto no debe ser motivo de castigo, sino una oportunidad de mejora, a fin de cuentas si le hemos contratado es porque confiamos en su capacidad profesional, por lo menos para la valoración y tenerlo en cuenta.

Ser sinceros


No vale la pena hacer creer al empleado los puntos anteriores si no estamos de acuerdo, no hay nada peor para la confianza que descubrir que nos han mentido, esto puede ser fatal para un equipo, sobre todo si no podemos cambiar las piezas y tenemos una fecha límite de entrega muy ajustada, por lo que si no queremos hacer algo no lo finjamos con el empleado.

Como vemos son pequeñas acciones que puede generar grandes consecuencias positivas si las sabemos emplear, con ello los proyectos pueden ser geniales y así mantenemos un ambiente positivo independientemente de la presión para las entregas en los tiempos límite.

ÚLTIMAS NOTICIAS


Sin comentarios, sé el primero en realizarlo!

No esperes más y entra en Solvetic
Deja tus comentarios y aprovecha las ventajas de la cuenta de usuario ¡Únete!
Suscribirse